Facebook

Escuela de la Palabra


ESCUELA DE LA PALABRA
Aprendemos a ORAR con la Palabrade Dios, a DIALOGAR cercanamente con el Señor ó con la Santísima Trinidad. Desde allí, aprendemos a VIVIR y COMPARTIR esa Palabra que escuchamos en el silencio de la oración.

Participamos diferentes nacionalidades,  de México, Perú, Argentina, Chile, Portugal y húngaros que quieren practicar su español. Para los húngaros, es muy bueno pues a la vez que crecen espiritualmente, conocen y dialogan con otras culturas. 
Nos reunimos los LUNES de 7.00pm a 9.00pm.  La Escuela de la Palabra húngara también se realiza el mismo día y en el mismo lugar pero UNA VEZ AL MES.
Lugar: 1055 Budapest, Szent István körút 7 III. em. 24.  Da un clique en El Mapa de nuestra casa que está en la Agenda.
Quienes dan las predicaciones y acompañan a que otros prediquen sus meditaciones en esta Escuela de la Palabra, es la FRATERNIDAD MISIONERA VERBUM DEI a través de las Hnas. Misioneras: Barbara Vera de nacionalidad peruana e Iria Staat de nacionalidad alemana.

!!! Te invitamos a esta gran aventura de seguir a Jesús y de conocerle cada vez más!!!  

**************************

******************************************************************************
Fecha: 18 de Octubre de 2016
******************************************************************************


INVITACIÓN CURSILLO BÍBLICO


“Lámpara es tu Palabra para mis pasos Señor.”
(Sal. 119,105)



Para todos los aventureros o amantes de la Palabra de Dios o de la Biblia, prontamente iniciaremos un Cursillo intensivo de Biblia elemental de 6 sesiones.

El Objetivo es dar una formación básica pero a la vez profunda sobre las Sagradas Escrituras y un encuentro vivo con Dios a través de ella. Esta experiencia, le permitirá alimentar su vida personal, comunitaria, familiar etc., con los valores que la Palabra de Dios le ofrece.


CONTENIDO DE LAS LECCIONES: PRIMERA PARTE
Primera Lección:
Exhortación Apostólica Postsinodal VERBUM DOMINI:
  • EL DIOS QUE HABLA
  • LA RESPUESTA DEL HOMBRE AL DIOS QUE HABLA
Segunda Lección:
La Divina Revelación: “Dios sale al encuentro del hombre” ( Dei Verbum)
Tercera Lección:
La Biblia: “Palabra de Dios”
Cuarta Lección:
Inspiración, Inerrancia, Géneros literarios e imágenes literarias.
Quinta Lección: El canon de las Escrituras: Antiguo Testamento.
Sexta Lección:
El canon de las Escrituras: Nuevo Testamento.



Fecha de inicio: Martes 18 de Octubre del 2016
Día y hora: Los Martes de 6.00pm a 9.00pm. (3 horas) Teorico-práctico, diálogos, videos, etc. Cada persona recibirá su material para leer y profundizar el tema.
Organiza: FRATERNIDAD CATÓLICA MISIONERA VERBUM DEI
Exponentes: Hna.Barbara Vera. Misionera de la FMVD (Cursó estudios de Teología en Perú, México y España). Colabora: Hna. Iria Staat.Misionera de la FMVD (Cursó estudios de Teología en Alemania y España). Al finalizar el curso tendremos un retiro de medio día y se dará una pequeña constancia por el cursillo.


Nota: La SEGUNDA PARTE: Los Sinopticos. San Juan y sus cartas; las Cartas de Pablo, etc. se daría a partir del mes de Febrero del 2017.


“...Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo... un tiempo para callar, y un tiempo para hablar; un tiempo para amar,.. (Eclo. 3, 7.8)
Y...¿ Cuál es tu tiempo?


******************************************************************************
Fecha: 19 de Junio de 2016
******************************************************************************


CELEBRACIÓN DE CUMPLEAÑOS


El Domingo 19 de Junio en nuestra Escuela de la Palabra, después de la Oración, celebramos el cumpleaños de nuestros amigos Marina y Enrique.


Hacer Click a la Foto:



Aniversario de la Fraternidad Misionera Verbum Dei
2015

La Fraternidad Misionera Verbum Dei, desea compartir con Ustedes el  Aniversario de la Fundación de la Comunidad Verbum Dei aquí en Budapest. El DOMINGO 18 de Enero, cumplimos 13 años de estar aquí al servicio de la Iglesia y nuestro pueblo.  Pero también, esta misma fecha, cumplimos 52 años de Fundación, toda la Fraternidad Misionera Verbum Dei a nivel mundial. 
Por lo cual, les invitamos con aprecio a todo un día de alimentarnos espiritualmente en familia y convivir fraternalmente entre húngaros y latinos-españoles.  Lugar: casa de las Misioneras Verbum Dei.  Hora: desde las 9.30 am. hasta las 5.00pm aprox.

El Programa:               
9.30                Llegada
10.00-12.00   Predicación y oraremos juntos, en agradecimiento por el Carisma recibido por Dios para el servicio de nuestro pueblo.
12.00-13.00     Compartiremos por grupos. 
13.15       Almorzaremos juntos.
15.00        Misa en húngaro. Celebrada por el Rvdo. Can. Obispo Auxiliar Snell György de Esztergom-Budapest y Párroco de la Bazílika de San Esteban.  
16.15             Ágape y presentación de nuestra Comunidad Verbum Dei y de lo que hacemos aquí en Hungría con un PowerPoint.

Nota: Para los que se les hace difícil venir todo el día les esperamos con gusto en la Santa Misa y para el Ágape. Los que quieran traer algo para compartir, también es bienvenido.
Dirección de nuestra comunidadSzent  István Kórút 7 / III/ Timbre 24. V Distrito (Ker).

Link del Mapa:
Está en la AGENDA del BLOG, pestaña ESCUELA DE LA PALABRA. 





Dirección de nuestra página Web:
Hungría: http://verbumdei.hu/


Les esperamos  con mucha gratitud !

                             *********************************

Navidad 2014


En la Navidad del 2014 pasó con nosotras, las Misioneras de la Fraternidad Misionera Verbum Dei, el grupo de la Escuela de la Palabra y con los Matrimonios húngaros nuestra Responsable de Rama de Misioneras, Magdalena González de nacionalidad española.  Agradecemos su presencia entre nosotras y entre nuestra gente hispanolatina-húngara. 
Ante su encanto por este país, la esperamos de nuevo!!! 


**********************************

Camino de Adviento y Navidad 2014

Hay que esperar, con la paciencia de un ángel o un santo, hasta que las cosas – personas, ideas, situaciones – que pertenecen a ti, te llegarán...

Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.» María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.» Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.  (Lucas 1,26-38)

Estamos aquí en la tercera semana de Adviento, caminando en nuestra senda hacia el Nacimiento de Jesucristo. Cada uno de nosotros, mirándonos a nosotros mismos, encontraremos que hay muchas cosas que nos hacen reconocer que estamos en tiempo de adviento diferente al tiempo ordinario.  Salimos de la rutina y todo se hace novedoso pues estamos esperando a Alguien.
Últimamente, también yo en este tiempo de adviento, reconozco más y más como Dios conduce en mi vida espiritual. Es decir, cuando hay algo que me es difícil, también esa dificultad me prepara en la vida. A veces cuando menos esperas, lo que deseas, te llega al fin lo que esperabas. Un escritor húngaro, Márai Sándor dice:
“63. Arról, hogy a dolgokat meg kell várni. Megvárni, egy angyal és egy szent türelmével, amíg a dolgok - emberek, eszmék, helyzetek -, melyek hozzád tartoznak, eljutnak hozzád. Egyetlen lépést sem sietni feléjük, egyetlen mozdulattal, szóval sem siettetni közeledtüket. Mert bizonyos emberek, eszmék, helyzetek, melyek életedhez, jellemedhez, világi és szellemi sorsodhoz tartoznak, állandóan útban vannak feléd. Könyvek. Férfiak. Nők. Barátságok. Megismerések, igazságok. Ez mind feléd tart, lassú hömpölygéssel, s találkoznotok kell egy napon. De te ne kapkodj, ne siettesd útjukat és közeledésüket. Ha nagyon sietsz feléjük, elkerülheted azt, ami fontos és személyesen a tiéd. Várj, nagy erővel, figyelmesen, egész sorsoddal és életeddel.”
Márai dice, que hay que esperar, con la paciencia de un ángel o un santo, hasta que las cosas – personas, ideas, situaciones – que pertenecen a ti, te llegarán. ... Porque esas cosas, están siempre en camino hacia ti ... y un día, se encontrarán. Pero no te apures, porque perderás lo importante y lo personalmente tuyo. Espera, con gran fuerza, atento, con todo tu destino y tu vida.
¿Muy bonito,no? Él no era creyente, pero sentía algo de la esencia de la espera. Pienso que mi Adviento y Navidad es para que yo así lo reconozca.  Siento que mi camino es ahora una relación de afuera y de adentro. Durante mis estudios, pasé medio año aquí en Budapest, através de un intercambio de alumnos. Vivía en un apartamento, era mi primera vez que vivía sola. Pronto después de mi llegada, alguien me regaló un Icono de la Santísima Trinidad, muy pequeña que la pegué encima de la mesa en la pared de la cocina donde normalmente comía. Empezé a imaginar esa compañía divina y acostumbrarme a ella. El Icono sigue conmigo, y desde entonces significa mucho para mi – como un sacerdote me dijo durante ese tiempo en Budapest – que nunca estamos solos y que en la soledad, me acompaña Dios.
Dar Click a la imagen
Ya les conté mi experiencia de convivir y trabajar con Jóvenes con discapacidad mental en el Arca. También saben, que en el mes de Agosto, ese año me mudé de la Casa, y ahora alquilo una casa pequeña donde vivo sola. Desde hace tiempo me faltaba el tiempo para apartarme un poco del ruido y me alegré de que me salió esta oportunidad. En mi casa, ahora tengo mucha paz, estoy en silencio, el cuarto ordenado, mi esquina con el crucifijo que me invita a orar. Esas cosas recogidas, transparentes, en calma por fuera, ordenan también  mi interior y me ayudan a meditar y preparar mi alma para el encuentro con Dios.
Aquí viene esa relación e intercambio de lo de afuera con lo de adentro. Necesito las condiciones de afuera para estar a solas con Dios, pero también en mi trabajo, en el ruido y en el medio de la gente que trabajo que son no-creyentes, soy portador de Dios a través de mi vida. Entonces, uso las circunstancias de mi alrededor (que todo hable de Dios) para dar a Dios que está en mi interior. Nada nos aparta de Dios pues Dios está presente también en los demás y en las ciscunstancias.
Hay dos cosas que me impactan en este Adviento: es lo imprevisto, el cansancio y una certeza muy fuerte, que Dios me sostiene en todo lo que vivo. Por ejemplo, mi deseo de pasar más tiempo con Él -, se realizan, pero independente de mi! Quiero poner empeño entonces me enfermo y me molesta que fícamente no logro hacer lo que hubiera querido, sin embargo, un deseo, apenas “nacido” en nuestro corazón, parece que basta Dios para realizar sus planes y Él toma lo pequeño mío que le puedo dar. Así como lo tomó de María, José, Zacarías. Me di cuenta que aquél pequeno deseo se volvió “vivo” en Dios.  Fijémonos ahora en los personajes bíblicos con sus diferentes maneras de esperar:
Zacarías
Pienso que en él, podemos ver al hombre “realista”. Es un sacerdote, supuestamente tuvo mucha fe, sirvió en el Templo. Probablemente toda su vida deseaba un hijo y cuando el Ángel le dice lo que su corazón anhelaba, no le cree nada! Duda! Duda de Dios que ha estado sirviendo durante su vida.
Para mí, todo eso habla de nuestra pequeñez y que Dios de todas nuestras debilidades, levanta nuestra fe pequeñita con su gracia que proviene de Él.
María
Ella me ayuda más en las cosas imprevistas. Tampoco sabía de lo “cómo” después de la Encarnación.  El ángel Gabriel no le dió una “instrucción de uso” junto con el saludo, y tampoco un contrato.  Quizás esto es una enfermedad de la sociedad, que tenemos que saber todo de antemano. Queremos controlar lo que va pasar, pedimos garantías, guardamos lo nuestro. Ella, mas bien, con una sencillez y humildad lo empieza a realizar, día a día y en una confianza y amistad con Dios. 
Retomemos un rato junto a María y que ella, nos enseñe a esperar lo inesperable y así con el espíritu preparado, ordenado esté listo para la venida de Jesús, en los acontecimientos, en la necesidad del otro, para poder decir como nuestra Madre María: aquí estoy Señor, hágase en mi según tu Palabra.
Preguntas:
¿Con quién me identifico en este camino hacia la Navidad, con María, José, Zacarías, los pastores, etc.?

Predicación: Zsuzsi Söti (Húngara)
Escuela de la Palabra
2014.12.23




* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
2014. 10. 20
Pulsa el botón de la radio!

Zsuzsi: https://www.youtube.com/watch?v=fJcb5_JGwyA&feature=youtu.be

   HOLA! Les invitamos a oír los testimonios de algunos miembros de la Escuela de la Palabra... 


******************************

Maestro ¿dónde vives?
Ven y lo verás!
Fué el Lema de nuestro Retiro de Septiembre 6-7 del 2014. Quisimos iniciar así nuestro nueva etapa de Escuela de la Palabra; pues haremos un camino de profundizar en el conocimiento vivencial de Jesús, nuestro Señor para identificarnos más en los valores y criterios de Él y de su Evangelio. 
Y así lo fué, desde un clima de silencio, oración, predicación y compartir nos adentramos a contemplar al Señor y dejar que Él nos lleve a conocerle. Reconocíamos que se le conoce cada vez más cuando dejamos que Él libere nuestra vida, cuando dejamos que su amor toque nuestras heridas, las cure y las transforme.  Porque ha sido respuesta para mi entonces surge el deseo de que otros experimenten este amor que es capáz de liberar, de integrar la vida, de renovarla y de hacerla discípulo misionero.

Muchas gracias Señor, por ser lo más bonito que nos ha pasado en esta vida: Conocerte, que tú nos hayas llamado a seguirte, amarte, anunciarte y servirte en los hermanos. 

********************************************* 

CONOCIENDO VIVENCIALMENTE A JESÚS

 „Ven y verás.”
Felipe se encontró con Natanael y le dijo: «Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la Ley y también los profetas. Es Jesús, el hijo de José de Nazaret.» Natanael le replicó: «¿Puede salir algo bueno de Nazaret?» Felipe le contestó: «Ven y verás. » Cuando Jesús vio venir a Natanael, dijo de él: «Ahí viene un verdadero israelita: éste no sabría engañar.»
Natanael le preguntó: «¿Cómo me conoces?» Jesús le respondió: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas bajo la higuera, yo te vi.» Natanael exclamó: «Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.» Jesús le dijo: «Tú crees porque te dije que te vi bajo la higuera. Pero verás cosas aun mayores que éstas. En verdad les digo que ustedes verán los cielos abiertos y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del Hombre.» (Juan 1, 45-51)

INVITACIÓN DE CONOCER MÁS A JESÚS 

Se nos decía que conocer a Jesús es cuando desde el  encuentro personal con Él, experimentamos su salvación, su amor de misericordia que cura las heridas y libera.
El Señor ha venido para salvarnos, para darnos la vida. Hagamos experiencia de esto! Conocer a Jesús no se reduce a un conocimiento teológico sino un conocimiento vivo, donde Él constantemente nos renueva y nos hace degustar su amistad y su mensaje.
En este semestre seguiremos un hilo, para que veamos un avance y el proceso que estamos llevando en la Escuela de la Palabra y en nuestra vida. Y lo haremos a través de la profundización de nuestras verdades de la Fe ( Credo)plasmados en el Temario de nuestra comunidad Verbum Dei.    
Tenemos un tesoro de Vida y de Amor dice el Papa Francisco; pues  nuestro Fundador Jaime Bonet Bonet, en su juventud, elaboró una serie de temas con un lenguaje que toda persona puede entender y que responde a todos nuestros deseo más grandes: El deseo de la Vida y del Amor, el deseo de ser feliz. Y le llamó Temario de la Vida y del Amor porque Dios es Vida y es Amor y nosotros procedemos de este Dios que es Vida y que es Amor.  
El Padre Jaime, involucraba a los laicos pero también a las mujeres, matrimonios, jóvenes para que no sólo escucharan sino también predicaran y poco a poco empezó así un movimiento y luego se conformó la Comunidad.  Deseaba que conociéramos a Jesús profundamente, seamos sus amigos, sus discípulos pero que a su vez lo compartiéramos y acompañásemos a otros a que conozcan a Jesús y ellos a su vez también predicaran y ayudaran a otros.  

Conocer a Jesús es conocer la vida y el amor.  Jesús es la vida y el amor (Juan 1, 45-51), sin embargo, Jesús es el primero que nos conoce.  Después que  Felipe se va con Jesús, se encuentra con Natanael y le comparte la Buena Noticia de quién es Jesús. Jesús sabe que Natanael conoce bien las Sagrada Escrituras. Natanael le dice a Felipe: „De Nazareth puede haber cosa buena” muy humano, expresa lo que piensa…Felipe le dice ven y lo verás…convéncese tú mismo…haz tu experiencia con Él.
Nathanael se va hacia Jesús pero Jesús toma la iniciativa y le sale al paso, le dice: „Allí teneis a un Israelita, antes de que Felipe te llamara, te vi”, yo te conozco antes de que Felipe te hubiese llamado. Detrás de esa invitación, el Señor llamaba a Natanael. Cuando nos acercamos al Señor, nos preguntamos ¿qué ha  visto de nuestra vida? ¿Cómo nos conoce? ¿Porqué te fijas en mi?

(Jn 10,2-4.9-17) El Buen Pastor.  Las ovejas escuchan la voz del Buen Pastor, „me siguen porque conocen mi voz”.   Cada persona es individual y única.  La voz de Jesús es especial y única; nos conoce „conozco a mis ovejas”.   Trata muy bien a cada oveja según su necesidad, con el amor que necesita pero también les da Vida, su vida en abundancia.  Señor, ¿qué significa que tú conoces a tus ovejas? Ayúdame a saber escuchar esta voz tuya que me quiere llevar a esta experiencia de tu vida y de tu amor. 
Escuela de la Palabra
Predicación: Iria Staat
Misionera Verbum Dei
2014.09.08
Documento de apoyo:
El encuentro personal con el amor de Jesús que nos salva
264. La primera motivación para evangelizar es el amor de Jesús que hemos recibido, esa experiencia de ser salvados por Él que nos mueve a amarlo siempre más. Pero ¿qué amor es ese que no siente la necesidad de hablar del ser amado, de mostrarlo, de hacerlo conocer? Si no sentimos el intenso deseo de comunicarlo, necesitamos detenernos en oración para pedirle a Él que vuelva a cautivarnos… Puestos ante Él con el corazón abierto, dejando que Él nos contemple, reconocemos esa mirada de amor que descubrió Natanael el día que Jesús se hizo presente y le dijo: «Cuando estabas debajo de la higuera, te vi» (Jn 1,48). ¡Qué dulce es estar frente a un crucifijo, o de rodillas delante del Santísimo, y simplemente ser ante sus ojos! ¡Cuánto bien nos hace dejar que Él vuelva a tocar nuestra existencia y nos lance a comunicar su vida nueva! Entonces, lo que ocurre es que, en definitiva, «lo que hemos visto y oído es lo que anunciamos» (1 Jn 1,3).
La mejor motivación para decidirse a comunicar el Evangelio es contemplarlo con amor, es detenerse en sus páginas y leerlo con el corazón… Para eso urge recobrar un espíritu contemplativo, que nos permita redescubrir cada día que somos depositarios de un bien que humaniza, que ayuda a llevar una vida nueva. No hay nada mejor para transmitir a los demás.      
265. Toda la vida de Jesús, su forma de tratar a los pobres, sus gestos, su coherencia, su generosidad cotidiana y sencilla, y finalmente su entrega total, todo es precioso y le habla a la propia vida. Cada vez que uno vuelve a descubrirlo, se convence de que eso mismo es lo que los demás necesitan, aunque no lo reconozcan: «Lo que vosotros adoráis sin conocer es lo que os vengo a anunciar» (Hch 17,23). A veces perdemos el entusiasmo por la misión al olvidar que el Evangelio responde a las necesidades más profundas de las personas, porque todos hemos sido creados para lo que el Evangelio nos propone: la amistad con Jesús y el amor fraterno. Cuando se logra expresar adecuadamente y con belleza el contenido esencial del Evangelio, seguramente ese mensaje hablará a las búsquedas más hondas de los corazones: «El misionero está convencido de que existe ya en las personas y en los pueblos, por la acción del Espíritu, una espera, aunque sea inconsciente, por conocer la verdad sobre Dios, sobre el hombre, sobre el camino que lleva a la liberación del pecado y de la muerte. El entusiasmo por anunciar a Cristo deriva de la convicción de responder a esta esperanza».  El entusiasmo evangelizador se fundamenta en esta convicción. Tenemos un tesoro de vida y de amor que es lo que no puede engañar, el mensaje que no puede manipular ni desilusionar. Es una respuesta que cae en lo más hondo del ser humano y que puede sostenerlo y elevarlo. Es la verdad que no pasa de moda porque es capaz de penetrar allí donde nada más puede llegar. Nuestra tristeza infinita sólo se cura con un infinito amor.
266. Pero esa convicción se sostiene con la propia experiencia, constantemente renovada, de gustar su amistad y su mensaje.
(Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium
del Santo Padre Francisco.)

*********************************************************************************
 INICIO DEL TIEMPO DE CÓMO ORAR DESDE LA PALABRA DE DIOS
ESCUELA DE LA PALABRA 2014


Hacer Clik a la imagen
«¡Cuán digno de todo respeto es este lugar!
¡Es nada menos que una Casa de Dios!

ENCUENTRO ORACIONAL Y COMPARTIR EN COMUNIDAD

La Escuela de la Palabra, tuvimos un encuentro oracional y de compartir en comunidad desde el Sábado por la noche hasta el Domingo por la tarde.  La experiencia fue bonita, sencilla y profunda  pues  fue ahondar en la verdad de fe de la Santísima Trinidad y cómo de ella aprendemos vivir entre nosotros a vivir en Comunidad.     Para todos fué un impulso en la amistad con Ellos ( La Trinidad) que moran en nuestra vida y hacer más fuertes nuestros lazos en comunidad.

Budapest, 2014 05. 24-25

************************************

«Si alguno me ama, guardará mi Palabra,
y mi Padre le amará, y vendremos a él,
y haremos morada en él.”

La vez pasada nos compartían de cómo San Pablo nos invitaba a vivirnos en comunidad, los valores que hemos de tener unos con otros.  Pero pensaba qué modelos tenemos de comunidad y se me venía la Carta de Lucas en los Hechos de los Apstoles cuando mostraba cómo vivían esas primeras comunidades de aquellos primeros cristianos.  También el cómo se vivían los discípulos en comunidad con Jesús, sin embargo también pensaba cómo se vivía Jesús en comunidad con ellos? Quién era antes su Primera comunidad, seguro la relación familiar y cercana, de trato respetuoso y valoración como lo fue el convivir con María y José, sus padres.  Pero si más ahondamos también podemos  ver que Jesús en sus tantas veces de retirarse a estar a solas, en su oración estaba con la fuente de lo que significa vivir en comunidad: Estaba con su Padre y con el Espíritu Santo.

La relación de amor y comunión que tenía entre Ellos, nos la compartió, más aún entregó la vida entera por mostrarnos con su vida y sus hechos este amor. Al morir y resucitar, el Senor, nos promete su espíritu y estará siempre con nosotros por que el Espíritu Santo, facilitará esa comunión con la presencia del Padre y del Hijo al interior de nuestro ser, de nuestro corazón. 

Jesús le respondió: «Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él. El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escucháis no es mía, sino del Padre que me ha enviado…Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo lo que yo os he dicho. (Juan 14, 23-26)

Pero cómo descubrir que la Santísima Trinidad habita en nuestra vida, nos puede ayudar el NCIC (Catecismo de la Iglesia Católica) como por medio del Bautismo la Trinidad Santa  vino a morar entre nosotros haciendo de nosotros su templo:
1265 El Bautismo no solamente purifica de todos los pecados, hace también del neófito "una nueva creación" (2 Co 5,17), un hijo adoptivo de Dios (Cf. Ga 4,5-7) que ha sido hecho "partícipe de la naturaleza divina" ( 2 P 1,4)… y templo del Espíritu Santo (Cf. 1 Co 6,19)
1266 La Santísima Trinidad da al bautizado la gracia santificante, la gracia de la justificación que : le hace capaz de creer en Dios, de esperar en él y de amarlo mediante las virtudes teologales; le concede poder vivir y obrar bajo la moción del Espíritu Santo mediante los dones del Espíritu Santo…

Experiencia personal:
Para mi fue una novedad muy grande saber que Dios Padre, HIjo y Espírit Santo vivieran en mi, no sólo saber que ya habían estado en mi por el bautismo que recibí, sino porque nunca había hablado con Ellos y no sabía que podía hacerlo. Rezaba y lanzaba palabras al cielo pero nunca que podía hacer silencio y allí desde mi interior, desde lo más íntimo de mi y de mi conciencia podía sentir o percibir que estaba siempre acompanada.  Algunas veces percibía que había un anhelo y una sed de algo que no sabía por qué y lo trataba de llenar con cosas ó música ó valoraciones externas ó estar con mis amigos.  Pero cuando empecé  a conocer la comunidad y me ayudaron a profundizar esta realidad de mi Bautismo y con quiénes vivían en mi ser, en mi alma fué para mi una gran ayuda.
Una vez, ya siendo misionera, cuando viajaba en avión, la nubes del cielo estaban muy densas…el piloto nos dijo que íbamos a pasar por una densa turbulenta pero que no tuviéramos miedo….y así pasó me pareció muy oscuro y eterno, tenía miedo,  hasta que de pronto un rayo de luz penetró una parte de la nube gris y nos encontrábamos enseguida ya en la otra parte del cielo; todo estaba despejado.   Algo así se me figura cuando empezé a dialogar con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Al principio me parecía que estaba hablando con una pared ó hablando conmigo misma y una pérdida de tiempo, no le encontraba sentido; hasta empecé a sentir que la distancia ó los tantos anos de no haber hablado con Ellos, se acortaban. El silencio de la oración, el caminar por las calles, el hacer mis que haceres ó irme a trabajar; era ya no vivirlos sola.  Empecé a compartir con Ellos y a percibir una presencia silenciosa que me daba su luz o su orientación cuando escuchaba sus palabras ó cuando pasaba por mi corazón aquella palabra suya que había orado por la manana.  Entonces empecé a notar que aunque encontrara la Iglesia cerrada cuando quería rezar, podía yo hablar con Ellos en un parque, en el bus porque mi cuerpo era su templo y su mejor sagrario.  Me sabía segura, me sentía escuchada y sentía una gran fuerza y alegría que provocaba un ambiente de fraternidad y de servicio en mi casa, en mis estudios, en el trabajo.  Tenía creo 17 anos cuando empezó esta aventura de conocerles, noté que estaba cambiando mi vida y los demás me preguntaba que qué me pasaba? Sé que han pasado tantos anos desde aquella experiencia y siento que nunca nos graduamos en conocerles, que siempre es nuevo, como un mar sin fondo. 

Me ayuda mucho ver que desde siglo a trás, este ha sido la ilusión de Dios estar con los suyos; compartir y vivir con sus hijos, vivir con nosotros:
Dijo el rey al profeta Natán: «Mira; yo habito en una casa de cedro mientras que el arca de Dios habita bajo pieles.» Respondió Natán al rey: «Anda, haz todo lo que te dicta el corazón, porque Yahveh está contigo.» Pero aquella misma noche vino la palabra de Dios a Natán diciendo:
«Ve y di a mi siervo David: Esto dice Yahveh. ¿Me vas a edificar tú una casa para que yo habite? No he habitado en una casa desde el día en que hice subir a los israelitas de Egipto hasta el día de hoy, sino que he ido de un lado para otro en una tienda, en un refugio. En todo el tiempo que he caminado entre todos los israelitas ¿he dicho acaso a uno de los jueces de Israel a los que mandé que apacentaran a mi pueblo Israel: "¿Por qué no me edificáis una casa de cedro?" He estado contigo dondequiera has ido… Natán habló a David según todas estas palabras y esta visión. (2 Samuel 7,5-16)

Dios que se comunicaba con David a través del Profeta Natán, su mayor sorpresa para David es de que a Dios no le importa tanto el templo o un lugar donde vivir sino más bien, conversar con él y en David y su pueblo vivir:
El rey David entró, y se sentó ante Yahveh y dijo: «¿Quien soy yo, señor mío Yahveh, y qué mi casa, que me has traído hasta aquí?... ya que tú, Yahveh Sebaot, Dios de Israel, has hecho esta revelación a tu siervo diciendo: "yo te edificaré una casa" por eso tu siervo ha encontrado valor para orar en tu presencia. (2 Samuel 7,18)

Termino invitándoles a entrar en esta aventura de vivir y compartir con nuestra primera Comunidad que desde siempre nos ha estado en nuestro interior,  esperándonos para conversar y llevar las cargas de la vida juntos; para aprender desde esa amistad a amar y a vivir en Comunidad.
Predicación: Barbara Vera
Misionera de la FMVD
Escuela de la Palabra 2014.05.19

*****************************************
Que entre ustedes el amor fraterno 
sea verdadero cariño,
y adelántense al otro en el respeto mutuo.

En virtud de la gracia que me fue dada, os digo a todos y a cada uno de vosotros: No os estiméis en más de lo que conviene; tened más bien una sobria estima según la medida de la fe que otorgó Dios a cada cual. Pues, así como nuestro cuerpo, en su unidad, posee muchos miembros, y no desempeñan todos los miembros la misma función, así también nosotros, siendo muchos, no formamos más que un solo cuerpo en Cristo, siendo cada uno por su parte los unos miembros de los otros.

Jesús resucitado nos une:  Gentes de toda raza, pueblo y nación, dice la canción; que aunque somos tan distintos lo que nos une es que vivamos la fe en comunidad.  Yo les invito a orar en este día de la Escuela de la Palabra la lectura de Romanos 12, 3-19
Es una de las cartas de Pablo y la escribe a los cristianos Romanos. „En virtud de la gracia que me fue dada…” Pablo nos comparte el cómo vivir en comunidad. Todos sabemos que él recibió una gracia;   Pablo el gran apóstol, en su vida ha experimentado un antes y un después. Nosotros, por nuestra parte, tambien hemos experimentado en nuestras vidas un antes y un después.
Experiencia personal:  yo crecí en un ambiente católico pero muchas cosas las vivíamos como tradición y luego  con el tiempo tuve un encuentro personal con Jesús que me ayudó a vivir una fe viva que crea comunidad. 
Cuando oraba este pasaje bíblico, „No te sobrevalores ni más ni menos” entendía que Pablo nos invitaba a tener como medida de toda valoración entre nosotros, la fe, el amor, la gracia. Por otro lado, todos lo hemos recibido un don. Cuál es el don que haz recibido?
San Pablo, pone la comparación del cuerpo: „así lo mismo nosotros…cada uno tiene su funsión.” Si reconocemos que hemos recibido un don, no es algo para disfrutarlo yo sólo, sino que también es un don para compartirlo. No somos personas aisladas, sino que dependemos los unos a los otros. Cuando vivimos la fe en comunidad, se van creando lazos, no nos da igual si una persona está o no está; pues somos un cuerpo, si te duele un dedo, te duele todo el cuerpo. Esta unidad, nos lleva a sentirnos valiosos; por ello, tu aporte es importante para el otro. 
En este día nos podemos preguntar, Cuál es el don que haz recibido con esta comunidad de fe.?  Tu vida es un don, es un regalo.  El don que tú tienes, ponlo al servicio de los demás, ponlo al servicio de tu comunidad.
En la comunidad somos muy distintos…puede haber que algunos son simpáticos, otros no, pensamos de diferente manera, etc.  pero esto no es lo más importante, lo más importante es la caridad que nos tenemos unos a otros. Pablo dice, que más aún hay algo más profundo que nos une y es el Amor de Jesús Resucitado, nuestro Senor y Dios.
De esta manera el servicio a los hermanos es más auténtico y con esperanza, pues aunque veamos situaciones difíciles, dificultades; etc. esto no tiene la última palabra.
Nos podríamos quedar con esta lectura Juan 10, 10-18 pues esta auténtica valoración muchas veces, humanamente no nos sale y qué mejor que sea el Senor quien nos lo ensene en estos momentos de oración y de conversar con Él.
Él es el buen pastor cómo nos quiere y defiende nuestra vida: 
„Lo doy todo por ti”. Nosotros somos amados por Dios profundamente…nos ama personalmente y en comunidad y nos invita ha hacer lo mismo con los demás.  Que este momento de diálogo con el Senor, nos ayude a reconocer su amor personal,  el don, el tesoro y la gracia que hemos recibido para bien mío y de los de los demás.
Predicación: Pilar Rodriguez 
(Misionera espanola invitada, de la
FMVD)
Escuela de la Palabra 2014. május 12.

***************************************
 «Levántate y come; si no, el camino será demasiado largo para ti.» 
Caminó por el desierto todo un día y se sentó bajo un árbol. Allí deseó la muerte y se dijo: «Ya basta, Yavé. Toma mi vida, pues yo voy a morir como mis padres.» Después se acostó y se quedó dormido debajo del árbol. Un ángel vino a tocar a Elías y lo despertó diciendo: «Levántate y come.» Elías miró y vio a su cabecera un pan cocido sobre piedras calientes y un jarro de agua. (1 Reyes  19, 1-9)

Escogí las lecturas que acabamos de leer para compartir con Ustedes una parte de mi camino de oración a través de mi vida, cómo yo lo vivo cada día.
Siendo católica y creyente, llevo casi 10 años de oración. Recién me he dado cuenta, que mirando todos esos años atrás, veo mi vida de fe como una relación con Dios. Para mi, Jesús es un amigo real, con quien converso como lo hacen dos amigos. Trato de hablar con Él por medio de la oración.

En nuestras relaciones humanas, sean familiares o amistades, a veces experimentamos muchas dificultades, los sentimiento que no son estables que a veces la pueden romper ó fortalecer. Así pasa también en la fe; hay tiempos de dudas, de desconfianzas, de sentimientos ciegos, sentimientos de paz y de turbulencias. Lo importante que aprendí, es que no hay que asustarse de los cambios que pasan en nuestro interior, pues los sentimientos vienen y se van.

En la relación con Dios puedo tener la seguridad que en Él, los sentimientos no cambian, no es igual que las humanas, Él nos ama y este amor estable, no se acabará jamás. En la vida real, humana, nunca sabremos la fidelidad de la otra persona hasta el final, pero Dios no nos dejará nunca.  Cómo en cada relación, hay que regalar tiempo para el otro, osea, hay formas diferentes cómo se vive una relación. A veces, cuando quiero hablar con el Senor, no tengo tiempo ó no tengo “ganas” ó estoy cansada; entonces le digo a Jesús: “Jesús, no me siento bien, ayúdame!”. O le digo: “Señor, ahora te ofrezco lo que estoy haciendo.” Voy teniendo pensamientos u oraciones pequeñas, mientras voy haciendo otra cosa ó antes de dormir.

A menudo, necesito pasar más tiempo con Él – como se dan el tiempo dos buenos amigos. Entonces tomo la forma de orar que me gusta más: Elijo una parte de la Biblia, y me imagino la situación, las personas, y yo, mientras oro, me imagino también presente allí, como si tuviera parte en el acontecimiento, al lado de Jesús, mirándole, escuchándole. Dejando que pueda pasar el tiempo a solas con Jesús, conversando sobre lo que ha pasado en la meditación, lo que me ha tocado. Siempre siento mucha paz y calma.  Ese tiempo para mi, es tiempo para amar, profundizar la relación, es para abandonarse, o puede ser también tiempo para buscar respuestas, medir deciciones, traer todo lo que tengo delante del Señor.

Hace unos años atrás, con una comunidad con la que compartía una experiencia, nos fuimos a la ciudad de Cuzco a un pueblo de misión para la Fiesta central del Corpus Christi. Nos habíamos levantado muy temprano; nos recogieron en carros, llevando banderas con escritos y dibujos decorados. Caminábamos sin comer, ni beber; cantando, rezando y aunque estuvimos todo el día así, regresamos a nuestro pueblo cansados pero felices. Les cuento esto, pues al leer una parte del primer libro de los Reyes  19, 1-9, se parece a esta peregrinación y a mi camino cuaresmal que hice este ano. Elías sale de su tierra a lo desconocido para salvarse, pero se cansa en el camino hasta el punto que quiere morir. Bueno, yo no me sentí así, pero estaba muy cansada; sentía que nadie me podía ayudar, no encontraba respuestas a las preguntas que tenía en mi vida. Elías se duerme – para mí eso era el punto de abandono; le dije al Señor: te lo dejo todo a ti y tú haz lo que quieras. En medio de esos momentos difíciles, empecé a experimentar su confianza hacia mi.  Es verdad que no sé como será mi futuro pero lo que sí sé, es que Él está conmigo y está en mi presente y en mi futuro.

En la comunidad donde estoy al servicio de jóvenes con discapacidad mental de grado medio, es una comunidad de trabajo donde hay unas relaciones fraternas bonitas pero sin la dimensión espiritual. Por ello, empecé a buscar apoyo que me ayudara a cuidar mi vida de fe pero a la vez permanecer en mi lugar de comunidad. En los Hechos de los Apostoles, en las caracteristicas de las primeras comunidades cristianas (después de Pentecostés) se acentúan la comunión,  la fracción del pan y las oraciones. Personalmente necesitaba una comunidad así, donde haya tiempo para la oración, el testimonio de los demás, la motivación, no sentirme sola.  Doy gracias a Dios por haber encontrado esta comunidad que buscaba, por las Misioneras Verbum Dei y por la oportunidad de compartir con ustedes.  
Pido bendicion para todos y que siempre permanezcamos en unidad con la ayuda del Señor. Amen.
Predicación: Zsuzsi Söti(Húngara)
Escuela de la Palabra
5 de Mayo, 2014

***************************************


Jesús le dijo: «Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?»
El primer día después del sábado, María Magdalena fue al sepulcro muy temprano, cuando todavía estaba oscuro, y vio que la piedra que cerraba la entrada del sepulcro había sido removida. Fue corriendo en busca de Simón Pedro y del otro discípulo a quien Jesús amaba y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto.» María se quedaba llorando fuera, junto al sepulcro. Mientras lloraba se inclinó para mirar dentro y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y el otro a los pies.
Le dijeron: «Mujer, ¿por qué lloras?» Les respondió: «Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto.» Dicho esto, se dio vuelta y vio a Jesús allí, de pie, pero no sabía que era Jesús. Jesús le dijo: «Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?» Ella creyó que era el cuidador del huerto y le contestó: «Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo me lo llevaré.» Jesús le dijo: «María». Ella se dio la vuelta y le dijo: «Rabboní», que quiere decir «Maestro». Jesús le dijo: «Suéltame, pues aún no he subido al Padre. Pero vete donde mis hermanos y diles: Subo a mi Padre, que es Padre de ustedes; a mi Dios, que es Dios de ustedes.» María Magdalena se fue y dijo a los discípulos: «He visto al Señor y me ha dicho esto.» Jn 20, 1-2. 11-18 

Las apariciones del Jesus Resucitado.
La lectura que escogí hoy, nos puede ayudar a entrar en el contexto de resurrección.  Los discípulos se encontraban en una situación de jueves,viernes y sabado santo y con el impacto de esos momentos  duros.  Si recuerdan la película de la Pasión…nos puede dar una idea de cómo fue ese momento.  Por ello me preguntaba, qué significó  para ellos ver a Jesús resucitado , seguro que fué una realidad bastante nueva.  Dice la lectura que estában asustados y con miedo…pero poco a poco les vino la alegría, la luz.  Para nosotros, después de momentos de dificultad ó de oscuridad, al encontrarnos con Jesús en la oración, nos ha dado  firmeza, paz y alegría, verdad?
También me preguntaba, qué significaría para María Magdalena la muerte de Jesús?  Ella le había acompanado a Jesús muy de cerca junto a la madre de Jesús; no le había soltado ni en el sufrimiento,  Para ella Jesús era su vida, pues se va muy de madrugada y no lo encuentra  se lo han llevado!
Ella no sabe quién se lo ha llevado, pero se queda esperando expresando su dolor , el dolor que sentía por la ausencia de Jesús pero también porque no ve su cuerpo.  Jesús pregunta a través de los ángeles: Por qué lloras?  no le dice:  No hay que llorar! o porqué no crees o no temas; sino pregunta.  Ella responde: „se han llevado a mi Senor y no sé donde lo han puesto.”
Jesús aparece por sí mismo pero que ella le reconozca, aparece con su cuerpo humano. Jesús la llama por su nombre, allí ella reconoce que es su maestro.  Ella se echó a los pies de Jesús…según la tradución en griego, suéltame, le dice,  aunque ya le ha tocado, no le puede poseer ya según como ella quiere. El paso de la ascensión aún no lo ha dado, ahora estará con ellos de otra manera; de manera gloriosa y presente entre nosotros como un gran regalo en la Eucaristía.
Hay un detalle que le dice a María:  „vete donde mis hermanos” Con la Resurrección ha creado una nueva realidad  para nosotros: „ mis hermanos” Nos ha devuelto nuestra dignidad de hermano y nuestra realción filial con nuestro Padre Dios.  También a María la hace primera testigo de su Resurrección. Qué detalle de Jesús de confiarle a una mujer  la Misión de anunciarle a sus discípulos.  
Les invito a meditar, utilizando nuestra imaginación, adentrarnos a la cueva, sentarnos, expresando  lo  que llevamos por dentro. Ponernos un poco en la piel de María, cómo estamos? Que Jesús se quiere acercar a nuestras vidas. 
Predicación: Iria Staat.
Misionera de la FMVD
Escuela de la Palabra
2014.04.23


****************************************


„Pedro le iba siguiendo de lejos”

Entonces le prendieron, se lo llevaron y le hicieron entrar en la casa del Sumo Sacerdote; Pedro le iba siguiendo de lejos. Habían encendido una hoguera en medio del patio y estaban sentados alrededor; Pedro se sentó entre ellos. Una criada, al verle sentado junto a la lumbre, se le quedó mirando y dijo: «Este también estaba con él.» Pero él lo negó: «¡Mujer, no le conozco!» Poco después, otro, viéndole, dijo: «Tú también eres uno de ellos.» Pedro dijo: «Hombre, no lo soy!» Pasada como una hora, otro aseguraba: «Cierto que éste también estaba con él, pues además es galileo.» Le dijo Pedro: «¡Hombre, no sé de qué hablas!» Y en aquel momento, estando aún hablando, cantó un gallo, y el Señor se volvió y miró a Pedro, y recordó Pedro las palabras del Señor, cuando le dijo: «Antes que cante hoy el gallo, me habrás negado tres veces.» Y, saliendo fuera, rompió a llorar amargamente.  (Lucas 22, 54-62)

Ya estamos acercádonos a la Pascua.  Él nos quiere muy de cerca: „Con ansias he deseado comer esta pascua con vosotros…” son las palabras de Jesús en el Evangelio de Lucas 22, 14.  Para el Senor,  es muy valioso que estemos cerca de él y dejar que él nos explique  el porqué esta entrega de su vida por nosotros . Necesitamos la ayuda del Espíritu Santo para entender desde dentro, desde el corazón y no sólo desde la cabeza, la realidad de la cruz pues sigue siendo un escándalo para el mundo de hoy. La Cruz no sólo nos habla de  muerte, nos habla también que desde allí nace la vida por amor.
Contemplemos como Jesús desde el momento de su oración en Getsemaní aunque le cuesta, no es algo que le quita la vida, sino que Él la dá voluntariamente. Este gesto, necesitamos que nos lo explique otra vez.  Recuerdo una vez, una vecina en Alemania se me acerca y me toca la cruz  y enseguida me dijo: „qué  desperdicio de humanidad!” cuando la oí, le dije: A mi no me habla solamente de muerte, sino que  detrás está el amor que Jesús tuvo, tiene y tendrá por mi y la humanidad.
Ejm.  Cuentan que un papá siempre acompanaba a la escuela a su nino, el pequeno siempre se despedía de él con un abrazo y un beso. Conforme iba creciendo, se sentía un poco incómodo  que su padre le acompanara y ya no quería abrazarlo ni besarlo. Un día le dijo: Papá ya no hace falta que me acompanes” el papá le preguntó: por qué hijo? Le daba verguerza decírselo pero al final se lo dijo: Porque tienes una cara tan fea y mis companeros siempre se burlan de nosotros.  El padre le dijo: Quiéres saber por qué la tengo tan fea? Sí, por qué?   Cuando eras pequeno, hubo un incendio en nuestra casa tú estabas en la cuna y cuando fuí a sacarte, una viga de madera con fuego se desprendió del techo y calló sobre mi cara pero yo te cubrí en seguida para que no te pasara nada.De suerte que no te pasó nada!.  El nino mientras oía a su padre contar la historia, se le fueron cayendo las lágrimas y lo abrazó fuertemente.  En seguida le dijo: „ Yo tengo el papá más bonito del mundo!…”
 Cuando leía esta pequeno cuento, pensaba  lo que es capáz de hacer un amor humano que no mide el peligro ni pone límites.  Jesús al amarnos y salvarnos, no puso límetes y así desfigurado se quedó en una cruz. Este camino que Jesús hizo por nosotros, no le fué fácil pero por amor dice si hasta el final. Lleva esta opción, este camino hasta el final, no dependiendo de la respuesta de los discípulos. 

Contemplemos también la figura de Pedro. Le dice a Jesús: „Yo estoy dispuesto ir hasta la cárcel y a la muerte por ti… su intensión, su deseo era auténtico pero no es conciente de su límite. Jesús conocía a Pedro pero le asegura que rogará por él.
Pedro le seguía, pero de lejos…le entra frío y se calienta un poco..la mujer se le acerca y le mira…este también estaba con él…y su respuesta a este no lo conozco… tú también eres uno de ellos, „hombre no lo soy” Niega su propia identidad: yo no soy discípulo.  Aveces entre nosotros nos puede pasar lo mismo, no siempre somos capaces de reconocer ante los demás que somos cristianos ó definirnos ante los demás.

Pero el Senor se volvió y miró a Pedro…mirada de perdón, de misericordia. Encontrar en él nuevamente que Jesús le renueva su identidad: „Tú eres discípulo mío, hijo de Dios”.  Pedro experimentó el fracaso y le hizo entender que Pedro solo, no puede. Reconocer también nosotros  que solos no podemos. Seguro que alguno recordará las palabras de una Santa de nuestra Iglesia, Santa Teresa de Ávila, ella decía: „Teresa no puede nada, Teresa de Jesús lo puede todo”.
Pedro tuvo que aprender  ha anclarse en Jesús, en su mirada.  A veces experimentamos que las miradas de los hombres, pueden decir más sobre nuestra vida o pesan más; sin embargo, si reconocemos con humildad nuestra fragilidad y que en Jesús nunca encontraremos rechazo, nos encontraremos que allí, somos profundamente amados.  (Mateo 14, 24-33)
No tener miedo de caernos y encontranos con la mirada de apoyo. Nunca pensemos que no habrá caídas, las tendremos pero con Jesús, podremos continuar el camino. Pase lo que pase en nuestra vida,  siempre contaremos con la ayuda incondicional de Jesús.  
Predicación: Iria Staat
Misionera de la FMVD
ESCUELA DE LA PALABRA
2014.04.07

***************************************

“Velad y orad..."

Entonces va Jesús con ellos a una propiedad llamada Getsemaní, y dice a los discípulos:
«Sentaos aquí, mientras voy allá a orar.» Y tomando consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a sentir tristeza y angustia.  Entonces les dice: «Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo.» Y adelantándose un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así: «Padre mío, si es posible, que  pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieras tú.»  Viene entonces donde los discípulos y los encuentra dormidos; y dice a Pedro: «¿Conque no habéis podido velar una hora conmigo? Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil.» Y alejándose de nuevo, por segunda vez oró así: «Padre mío, si esta copa no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad.» Volvió otra vez y los encontró dormidos, pues sus ojos estaban cargados. Los dejó y se fue a orar por tercera vez, repitiendo las mismas palabras. Viene entonces donde los discípulos y les dice: «Ahora ya podéis dormir y descansar. Mirad, ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de pecadores. ¡Levantaos!, ¡vámonos! Mirad que el que me va a entregar está cerca.»
(Mateo 26,36-46)

En la vida hay muchas maneras de como vivir las responsabilidades, las alegrías, los sufrimientos, las dificultades; etc.  Pero cómo las vivió Jesús? Cuál es su punto de apoyo para fortalecerse y  enfrenterlas? punto de apoyo que también se los quiere ensenar a sus discípulos: «Sentaos aquí, mientras voy allá a orar.» Entonces les dice: «Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo.»
El Senor en este día, nos quiere ensenar lo importante que es la Oración para vivir la vida, enfrentar las dificultades, tomar decisiones firmes en la vida y llegar hasta el final.  La Oración para amar con todo lo que suponga como lo hizo Jesús.  Quizás nos ayudaría a todos meternos también en la escena y dejarnos llevar por Jesús a ese Campo de Getsemaní para que nos ensene al vivo el cómo orar.
Contemplemos cómo la realidad que vive, el paso que quiere dar para amar nuestra vida hasta la entrega de la vida ( la muerte), le está costando.  Más aún acoger con dolor y amor la traición de su amigo Judas, que los otros: se duermen, no son capaces de acompanarle ; huyen y le dejan solo y que todo el pueblo que le quería, se ha vuelto en su contra; no le es fácil.  „Y adelantándose un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así: «Padre mío, si es posible, que  pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieras tú.» 
Es en la oración, en la relación con su Abba Padre , incluso en este momento tan existencial de dolor, de humillación y de miedo como toma fuerza, se levanta y da el paso libremente de amar nuestra vida con todas sus reacciones y bajezas; con sus lados positivos y sus lados negativos.
Quizás nosotros no estamos en esta misma situación, pero tenemos otras a las que podemos sentir cómo Él se avecina y nos fortalece y nos impulsa a amar, a acoger a las personas que nos rodean, a ser libre por dentro  para querer a las personas profundamente. Nos podemos sentir profundamente comprendidos, entendidos pero a la vez impulsados: Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil.»
 La oración de Getsemaní, tantas veces me ha ayudado ha experimentar su amor con todas las consecuencias pues me siento acogida con mis lados buenos y mis lados malos; Amor que me libera para reconciliarme por dentro y amar lo que no me gusta de mi. Amor Redentor  que me capacita para ofrecer a las personas que me rodean, este amor misericordioso porque lo ha tenido primero conmigo.  No digo que lo tengo conseguido pero me ayuda muchas veces irme a esa oración tratando de no dormirme en creer que ya lo tengo conseguido.
Traigo a la memoria la experiencia de una amiga, Ana Contento que nos compartió hace muchos anos atrás su experiencia de su segundo parto.  Les  comparto extractos  de ello:
Era el segundo día del verano, volvía a casa después del trabajo en el autobús leyendo un libro, cuando levanté la vista, miré a través de la ventana. En un instante, en mi corazón escuché en silencio: “Acepta lo que te venga”.  Me sorprendió. ¿Qué me quería decir Dios con esto?  No entendí, volví a mi lectura y llegué a casa.
La tarde transcurrió con normalidad. A las 7 sonó el teléfono, mi ginecólogo me llamaba a casa…. Nos sentamos. Empezó a hablar. “... los niveles altos de a-fetoproteína indican una malformación en el feto que normalmente resulta una anencefalia. “... es una malformación incompatible con la vida. No hay remedio. Es la única situación en la que aceptaría una interrupción del embarazo. Yo sé que vosotros, por vuestros principios religiosos no estáis de acuerdo con el aborto. Es una decisión que debéis de tomar. Si queréis continuar con el embarazo, os acompañaré hasta el final”. A Andreas y a mí se nos llenaron los ojos de lágrimas y el alma se estremeció. Mi corazón murmuró en silencio: “Hágase en mí tu voluntad, yo soy la esclava del Señor”. Dejé de llorar y salimos.
Al día siguiente, como cada mañana hacemos Andreas y yo, oramos con las lecturas que sugiere la Iglesia para la liturgia. Este día había una pregunta muy importante para Dios. Dios se comunica con el hombre de muchas maneras y le escuchamos cuando leemos su Palabra.
Tomé la primera cita de la Liturgia de ese día que se lee en todas las Iglesias Católicas del mundo, abrí la Biblia y leí:  Escuchadme,... El Señor me llamó desde el seno materno, desde las entrañas de mi madre pronunció mi nombre. Convirtió mi boca en espada afilada, me escondió al amparo de su mano...  (Is. 49,3-4)
Esas palabras las escuchaba yo desde la boca de mi bebé Isaac. Y desde ese instante comprendí que Dios quería a mi hijo así, de este modo y entendí que mi vientre era las manos de Dios que cuidan y protegen la vida de mi bebé. Allí lo escondía con amor, cuidado y protección materna. Tú eres mi siervo Israel (Ana) y estoy orgulloso de ti. Aunque yo pensaba que me había cansado en vano y que había gastado mis fuerzas para nada. Sí, porque mi bebé se alimenta con mi sangre, mi calcio,... y un embarazo siempre requiere energías extras. Sin embargo, el Señor defendía mi causa, Dios guardaba mi recompensa.
Andreas por separado, también le preguntó a Jesús, qué había que hacer. Dios nos puso de acuerdo. Seguir adelante. Y hemos seguido, con mucho gozo, con libertad y mucha paz. Paz es lo primero que se experimenta cuando se hace la voluntad de Dios.
Algunas personas muy queridas tenían miedo de esta opción, pensaban evitarnos un sufrimiento de todos estos meses de gestación. ¿Qué son 9 meses frente a toda una vida? La vida de las personas es muy valiosa, tanto si dura 90, 60, 30 años ó 5 min. Todos tenemos nuestra misión. ¡Es tiempo de amar! Hemos tenido la gracia de ir disfrutando de nuestro bebé mientras se gesta. Todos estos meses hemos estado muy contentos por la decisión tomada, llenos de gozo y alegría, aunque a veces, rodasen lágrimas por nuestras mejillas. Es muy extraño para nosotros poder experimentar una fortaleza y gracia que nunca imaginamos. No sabemos, el tiempo que vivirá con nosotros en este mundo. Pero sí sabemos que su vida es eterna y allá en el Cielo cuando nos reunamos otra vez de nuevo, nos fundiremos en un largo abrazo, le cubriremos de besos. Isaac María nos dirá: “¡Gracias por haberme dejado vivir en tu seno!”. Y nosotros diremos: “¡Gracias a Dios!”.

Que el Senor nos ayude a introducirnos en esta calidad de oración que nos hace más humanos y nos capacita para amar.  
Predicación: Hna. Barbara Vera
Misionera de la FMVD
Escuela de la Palabra
2014.03.31


****************************************** 


„…se fue a un lugar solitario,

 y allí oraba”.

Y sucedió que, estando él orando en cierto lugar, cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: «Señor, ensénanos a orar, como enseñó Juan a sus discípulos.»
El les dijo: «Cuando oréis, decid: Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano, y perdónanos nuestros pecados porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentación.»
Lucas 11,1-4
Levantándose muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, salió, y se fue a un lugar solitario, y allí oraba.  Y Simón y sus compañeros salieron a buscarle;  le encontraron y le dijeron: Todos te buscan… Marcos 1,35

Levantándome por la manana y sabiendo que había llegado el tiempo de compartir mi experiencia, me di cuenta que desde que inició este anyo estoy quedandome a solas con Dios, en un ambiente coloquial pues es la sala de mi casa en un cojin en el piso en el cual yo me siento y comienzo a reconocerme y sentir mi respiración, a mi esa parte me ayuda mucho a evitar que me pierda mucho en  mis pensamiento y ya iniciando me he dado cuenta que que viene a mi memoria el rostro de Jesús o la persona de Jesús; viéndolo en lo alto de una montana y yo llego y me siento al lado de él sin hacer tanto  ruido y entonces le pregunto „”Como le haces para lograr esa conexión tan íntima con mi padre? Qué piensas? cómo te preparas?.  Santa Teresa dirá que la imaginación es la loca de la casa, entonces encauso toda mi imaginación para centrar todos mis pensamientos.
 Ahora estoy plenamente convencida que es ahí, en la oración, en el diálogo con Jesús, donde se resuelven todas nuestras dudas, es ahí donde se logra todo, es ahí donde yo quiero estar. Intento sentir lo que Jesús siente y contemplar; pero me obervo muchas veces que estoy pensando en otras cosas que me distraen de la oración, entonces nuevamente centro mi atención en mi encunetro con Dios.
Sinceramente, es muy gozoso el que esté experimentando estos momentos en mi vida, ya en reitieradas ocasiones había querido profundizar en la oración, profundizar en la meditación pero por alguna u otra razón esto no lo sentía como ahora, es como algo vital, se ha vuelto una necesidad, es como la fuente de donde puedo sacarlo todo.
Con la lectura del Evangelio de Lucas, me identifico;  pues teniendo ese acercamiento a Jesús y pidiéndole que me ensene a orar, pues quien mejor que él para hacerlo. Es aquí donde Jesús sin  titubeos nos entrega la llave mágica: EL PADRE NUESTRO; yo lo veo así, que esta llave nos abre la puerta del corazón para tener esa relación cercana a Dios. Y entonces veo que es tan fácil que ya nos sale automáticamente de la boca, pero cuando le pones sentido, atención y sentimiento a cada una de las palabras de esta oración todo cambia, todo es mucho mas claro.
Después, en esta misma lectura en unos parágrafos más abajo, vemos como nos sigue dando ejemplos para poder aprender a orar, y aquí encontré la INSISTENCIA. Pone un ejemplo del amigo y como, hasta que lo cansamos, nos abre la puerta y nos da lo que le pedímos. A veces con la oración pensamos que haciéndola una vez, se cumple con lo que nos han dicho que es lo correcto pero luego se nos olvida.  En el ejemplo del amigo inoportuno, encuentro que otra clave que nos regala Jesús, ES LA INSISTENCIA. Esto evitaría que siguiéramos pensando que Dios, es castigador y que no nos da lo que pedimos, porque seguramente hemos pecado y este es nuestro castigo.
Yo siempre he visto a Dios como un verdadero apoyo, pero no soy su títere, y es tan respetuoso de mis decisiones, que espera hasta que yo le diga lo que puedo y lo que no puedo. Cada día, yo vivo mi vida, soy yo la que debe de hacer el trabajo y en las pruebas que se me complican, recurro a Él con  corazón en la mano; sabiendo que Dios es mi única opción.No me quiero ver descarada y dejárselo todo a Él, para después culparlo, si algo no salió; o decir, que Dios así lo decidió.
La lectura del Evangelio de Marcos, me llega de manera textual. Llegó un momento en mi vida, en que dije:  tengo que organizarme de alguna manera,  que encuentre  un lugar por lo menos media hora para quedarme a solas con Dios y conmigo misma. Sentía esa necesidad, como cuando estás enamorada y dices quiero ver todos los días a mi novio si o si, y me las voy a arreglar para lograrlo. Así que me puse el firme propósito, desde mis posibilidades: pues saben que soy casada, tengo a mi esposo, mi hijo (que la atención es doble con él), una casa que se necesita limpiar de vez en cuando; también me duele la espalda y necesito hacer ejercicios diarios, hacer comida y además, trabajo 8 horas etc. etc . Pues si suman y restan, las cuentas no me salían. Por ahí,  un día me levanté al bano y eran las 4:30 de la manana, recuerdo que volví a mi cama, pero no podía dormir y entonces me dije: si no puedo dormir porque no me voy a meditar, asi que me regresé a la sala, tome la biblia y leí lo primero que salió; después me quedé simplemente sentada con los ojos cerrados, disfrutando aquella palabra que leí y el momento que estaba. Me sentía muy bien, pasaron 40 minutos, que no sentí; después me puse a hacer mis ejercicios, me metí a banar y todo estaba fluyendo perfectamente. Me dije: ”acabo de encontrar la medía hora que necesitaba”; ese día, me dí cuenta que me sentía muy bien, con muchas ganas. Eso fue al principio del anyo y no he parado, es maravilloso!.
En la  lectura de Evangelio de Marcos, habla literalmente de la madrugada en la que Jesús también tenía ese encuentro con su padre. No quiero decir que todos debamos madrugar para poder tener un rato a solas con Él; lo que trato de transmitir, es que yo tenía una intención y una decisión firme que ya me había puesto  y la respuesta vino de inmediato. Ahora el trabajo de orar, rezar , meditar y lograr una conversación ya es trabajo de cada uno, eso es lo que debemos descubrir. Pero también es una Gracia. La oración es tarea y don.  Tarea por lo que nos toca poner pero Gracia porque es Dios quien sale a nuestro encuentro en nuestro interior.
Yo sinceramente lo hice, por la necesidad que tengo de cumplir con la voluntad de Dios, y escucharlo más claramente con la misión de mi hijo István Dávid. Aquí , yo le dije al Senor:   Lo acojo, me responsabilizo pero no voy sola te quiero 24 hrs al día conmigo y así lo decidí y así trato de vivirlo.
Esto me hace entender que si tienes la intención de algo y solicitas ayuda del Senor, las respuestas te llegarán mas tarde que temprano. También me gusta cuando Lucas menciona: „pide y se te dará, busca y encontrarás, toca a la puerta y se te abrirá, porque el que busca, encuentra; el que toca se le abré y a el que pide se le da”.  Yo de esto, estoy convencida y cuando me preguntan: „Cori, como le haces con tantas cosas que tienes” yo siempre digo que pedí asistencia las 24 horas del día.
Les invito entonces a quedarse a solas con el Senor, leyendo despacito aquél pasaje bíblico que más les ha tocado el corazón y allí quedémonos dejando que el Senor trabaje en nuestro interior.

Predicación:
Corina Sanchez Moreno. (Méxicana)
Participante de la Escuela de la Palabra.
ESCUELA DE LA PALABRA
2014.03.17

*************************************
Jesús la vio y la llamó. Luego le dijo: «Mujer, quedas libre de tu mal».

Un sábado Jesús estaba enseñando en una sinagoga. Había allí una mujer que desde hacía dieciocho años estaba poseída por un espíritu que la tenía enferma, y estaba tan encorvada que no podía enderezarse de ninguna manera. Jesús la vio y la llamó. Luego le dijo: «Mujer, quedas libre de tu mal». Y le impuso las manos. Al instante se enderezó y se puso a alabar a Dios.
Pero el presidente de la sinagoga se enojó porque Jesús había hecho esta curación en día sábado, y dijo a la gente: «Hay seis días en los que se puede trabajar; vengan, pues, en esos días para que los sanen, pero no en día sábado.» El Señor le replicó: «¡Ustedes son unos falsos! ¿Acaso no desatan del pesebre a su buey o a su burro en día sábado para llevarlo a la fuente?
Esta es hija de Abraham, y Satanás la mantenía atada desde hace dieciocho años; ¿no se la debía desatar precisamente en día sábado?» Mientras Jesús hablaba, sus adversarios se sentían avergonzados; en cambio la gente se alegraba por las muchas maravillas que le veían hacer. 
Lc 13, 10-17
Escogí para hoy este pasaje bíblico, porque tiene mucho detalles que nos pueden ayudar a encontrarnos con Jesús.
1er detalle que veía es que la llamó, le habló a ella.  No esperó que ella diera el primer paso sino que la vió profundamente; Jesús  conoce su situación, lo que está viviendo y la llama. Ella también se deja llamar por Jesús; en ella había este deseo de curación. Nos podemos imaginar esta situacion de esta mujer, 18 anos con esta enfermedad.  Según las tradiciones judías de esa época, tenía un espíritu maligno que la tenía enferma. 
Como estamos en el camino hacia la Pascua, para esta mujer la Pascua, era el momento de su curación. En la Pascua nosotros celebramos la vida, Jesús nos libera del mal, de los pecados y de aquello que nos ata. Vemos que Jesus es más fuerte sobre el mal en esta mujer. 
Quizás nosotros no estamos  atados por grandes pecados, pero Él quiere liberarnos de aquello que no nos ayuda en la vida.  La mujer estaba encorbada, no se podía enderezarse, no podía levantar del todo la cabeza. Así a veces se siente nuestra humanidad, no es capáz de levantar la cabeza con libertad sino que se vive con muchos pesos. 
Otro detalle, es que Jesús cura en Sábado. En el libro del Génesis dice:  que Dios descansó en sábado   después de la creación.  Desde allí para los judíos, en sábado no se debe trabajar y desde allí realizaron sus leyes.  Por ello, le critican a Jesús que él no vive el sábado.  Jesus dice: „El sábado es para el hombre y no el hombre para el sábado” ( Marcos 2,27)  Quién eres tú Jesus que te pones por encima de esta ley.  Jesús tiene el sentido profundo de hacer bien al hombre.  Dios quiere curar al hombre, la creación que Dios empezó se desfiguró por el pecado del hombre;  para ello vino Jesús para ser recreada.
Dios no descanza, Dios trabaja porque quiere devolvernos nuestra realidad de ser hijos y liberarnos de toda atadura.  Nosotros, quizás no estamos en una situación fuerte como la de esta mujer, pero mira que en nuestro corazón hay cosas o situaciones que nos atan o que no nos hacen libres.
Si nos percatamos, la mujer  estaba en la sinagoga, estaba buscando a Dios a pesar de sentirse atada por el mal. A veces sentimos que aún, estando en una Iglesia o en las cosas de Dios sentimos que el mal nos ata; sin embargo, que como esta mujer no dejemos de buscar a Dios . 
Otro detalle, al buey que lo llevan a beber, fué desatado en sábado. Jesús desata a la mujer en sábado y le hace beber del agua profunda de su amor.  Por ello les invito a contemplar la mirada de Jesus sobre mi vida, cómo me ve hoy?  y descubrir con Él que es lo que hay profundamente sobre mi.  Escuchemos de Él que nos dice: „Si quedas libre de lo que te pesa en tu vida”. 
Predicación:
Iria Staat, Misionera de la FMVD
Fraternidad Misionera Verbum Dei
ESCUELA DE LA PALABRA
2014.03.17

********************************************-
«Levántate y come.»

Se nos había dado la semna pasada, la lectura de la Transfiguración, donde Jesús invita a tres de sus discípulos a subir con Él la montana y estar cerca de él.  Sabemos también que cuando empieza a hablar con Dios Padre, se transfigura , hace más blanco sus vestido. Esto es una experiencia de encuentro con Dios, un encuentro que va más allá de los sentidos, esto es una gracia de Dios. A los santos como a otras personas, también Dios les ha querido regalar esta experiencia mística.  En el fondo es una llamada del Senor que nos quiere llevar a esa unión con el Padre.

En el evangelio de  Lucas respecto a la Transfiguración,  habla de que los discípulos estaban cargados de sueno pero permanecían despiertos…acababan de despertar. Aveces nos pasa esto, tenemos sueno ó por dentro falta de atención a lo que Dios nos quiere decir; sin embargo  Jesús no les hecha en cara a los discípulos de que se hayan dormido, como a nosotros tampoco.
Esta noche les propongo una lectura del profeta Elías. Dios cuida nuestra vida en cualquier momento donde estemos; a veces la vida nos deja polvo pero el Senor nos quiere  llevar a una experiencia más profunda de quien es Él.  A Elías, también le llevó a una experiencia más profunda, tanto que tuvo que cambiar su manera de cómo entendía a Dios.

1 Rey 19, 1-15
El profeta había hecho algo, la reina lo quiere matar.  Él se encuentra en un momento de que ya no quiere vivir, desanimado, las cosas no han salido como él las había pensado. En nuestra vida, también hay momentos así, a veces las cosas de la vida nos aplastan o nos pesan.  Pero Dios que conoce lo que vivimos,  no quiere que nos quedemos así: „Levántate! , vió sobre su cabecera….pero se volvió a dormir.” Dios nos toca otra vez…” Levántate… El Ángel, también puede ser una persona concreta.

El pan cocido sobre las piedras calientes, para nosotros los Católicos, es la Eucaristía misma donde Jesús se nos da como alimento; sin él no podemos caminar. Aquél alimento que recibió de parte del  Ángel a Elías le dió fuerza para caminar 40 días.  Y llega a la montana…pero ahora es Dios mismo quien le pregunta: Qué haces aquí?   Dejemos que esta noche también el Senor me pregunte, Qué haces aquí? Reconozcamos ante Él cómo estamos y dejemos que Él nos de Respuestas.
Elías se metió a la cueva  y Dios se hace presente, pero no en las típicas manifestaciones de ese tiempo: un huracán , el fuego pero Dios no estaba en ninguna de esas manifestaciones. Pero oyó el susurro de una suave brisa: „…después del rayo se sintió el murmullo de una suave brisa. Elías al oírlo se tapó la cara con su manto” Elías descubre que Dios está en lo suave, en lo fino, tuvo que abrirse a esta nueva manera de manifestarse Dios con él.  A veces tengo miedo de Dios, pero cuando descubrimos que es Dios que con misericordia, con carino me habla, entonces salgo de mi cueva, de mis miedos.
Nos puede ayudar a nosotros a meternos a esta lectura. La composición de lugar nos ayuda  para introducirnos y para reconocer el momento donde estamos. Dejemos que el Senor nos lleve a su montana, a la oración.
Predicación de Iria Staat.
Misionera de la FMVD
(Fraternidad Misionera Verbum Dei)
ESCUELA DE LA PALABRA 2014.03.03 
*********************************

LA TRANSFIGURACIÓN.

Mateo 17,1-8.

La vez pasada intentábamos orar desde una oración guiada la lectura bíblica de la curación del tartamudo sordo.  Ahora vamos a centrarnos en la Lectura bíblica de la Transfiguración para juntos adentrarnos con Pedro, Santiago y Juan e irnos a ese monte alto donde los llevó consigo Jesús.

Lo primero que haríamos sería pedirle al Senor que también nos invite a nosotros a ese Monte alto, a ese momento de oración, de encuentro con él; ya que la oración también es un regalo y  Él también nos lo quiere regalar.

La Oración, supone un deseo mutuo, por ello,  les invito  también a entrar con un corazón que desea encontrarse con el Senor.  Si contemplamos el pasaje bíblico, vemos  al Senor deseando encontrarse y revelarse a los suyos, en este caso toma consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y los lleva aparte, a un monte alto. El Senor también está deseando encontrarse, revelarse a nosotors, llevarnos a parte y darse a conocer.

En la oración se juega el deseo, el encuentro, el silencio, el tiempo, la contemplación, la escucha; en una palabra la llamada a un conocimiento de un TÚ con un tú,  conocimiento entre Dios y el hombre: „Porque yo quiero amor, no sacrificio, conocimiento de Dios, más que holocaustos.” ( Oseas 6,6)

Cuando  deseamos algo ponemos todos los medios hasta llegar alcanzar lo que deseoamos y para esto, siempre tenemos tiempo, fuerzas, escucha, creatividad, etc.  

Exp. personal: Recuerdo una vez, necesitaba hacer silencio, había muchos pensamientos, situaciones que había vivido durante toda la semana, las situaciones de las personas; etc. necesitaba hablarlas con el Senor. Estaba en la misa y al terminar, me fui a la parte delantera y me quedé en silencio…le dije aquí estoy, tengo muchas cosas en mi corazón en mi mente y te las traigo para compartirlas, hablarlas, a Ti primero te hago testigo y sabes mejor qué hacer en cada situación… yo te espero. EL SILENCIO, EL DESEO, EL TIEMPO y la ESCUCHA  me ayudaron para dejar que Dios, Jesús también tuvieran la posibilidad de hablarme al corazón y sentirse escuchado. 

Ellos, (Dios Padre, Dios HIjo y Dios Espíritu Santo) que moran en nuestro interior, leen lo que hay en ella; es más nos conocen: „ Senor tú me sondeas y me conoces…todas mis sendas te son familiares.” ( Salmo 139) Saben que nos sentimos muy a gusto cuando damos con su presencia, cuando dejamos que sus palabras calen nuestro corazón.

Y así fué, su presencia silenciosa cargada de amor , que valora mi vida con una mirada de afirmación, acompanada de unas palabras que ya están grabadas en mi corazón, en mi memoria y en la historia de mi vida: Yo estoy contigo, Tú eres mi amiga…( Juan 15) desde allí persibía que el silencio, el diálogo, el estar a gusto y saberme conocida; apresaba mi interés, mis sentidos, mi voluntad, mi memoria y mi entendimiento.  La oración también es una gracia, que el Senor nos quiere regalar.

Desde allí comprendía que el Senor quiere llevar a los suyos hacia ese encuentro con su Padre Dios pero también comprendía que a Dios Padre, no sólo le complace estar con su Hijo, sino también con los hijos de los hombres…con nosotros:

„Y era yo todos los días su delicia, jugando en su presencia en todo tiempo, jugando por el orbe de su tierra; y mis delicias están con los hijos de los hombres.» (Prov. 8, 30-31)

A Jesús, a Dios Padre, le complace que nosotros compartamos y Ellos con nosotros (Apocalipsis 3,20); todas  nuestras vivencias, luchas, alegrías, preocupaciones y juntos descubrir caminos nuevos, cómo llevar cada situación.  Sólo desde aquí surge el conocimiento, la tranformación de mi no saber amar en deseos y accciones de valorar a los otros con su amor; en deseos de vivir y de anunciar…


Es el Senor quien en esta noche nos invita a no tener prisa, a dejarnos conducir por Él; quien se complace en estar con nosotros, quien nos dice : «Levantaos, no tengáis miedo.»  Tantas cosas provoca en nosotros, esos momentos de oración.  Sin embargo, más adelante de la cita bíblica les hablará del sufrimiento que tendrá que pasar el Hijo del hombre…y que vivimos nosotros también cada día. La oración nunca será una evasión, ni tampoco se nos ahorrará responder a las realidades que vivimos cada día. La vida tiene este dinamismo PASCUA Y RESURRECCIÓN, la misma que vivió nuestro Senor.  La vida vivida con el Senor tiene otro sentido y es él quien cada día, en nuestra oración y en nuestra vida diaria tiene este gesto con nosotros: „Mas Jesús, acercándose a ellos, los tocó y dijo: «Levantaos, no tengáis miedo.»

Ahora les invito a ESTAR CON EL SENOR  quien nos invita a ESTAR EN SILENCIO, DARNOS TIEMPO, ESCUCHARLE y CONOCERLE. 
ESCUELA DE LA PALABRA 2014.02.24 
Predicación: Hna. Barbara Vera 
Misionera de la FMVD


«Quédate con nosotros, porque atardece y el día ya ha declinado».
Y entró a quedarse con ellos.

Los Discípulos de Emaús. Lucas 24, 13-35.  He cogido la lectura porque estamos profundizando de cómo orar.

El ser humano desde que existe es un ser abierto a Dios, un ser orante, abierto a la trascendencia. En todas las culturas  existe un deseo de relacionarse con los seres divinos.  Los cristianos, en la busqueda de relacionarse con ese Dios Padre cercano que nos dejó el Senor Jesús, y también con él,  crea la Lectio divina. Una lectura, santa, divina y orante de la palabra de Dios.

Lectio Divina (latín: lectura divina, ‘lectura orante’) es una metodología de reflexión y oración de un texto bíblico utilizado por católicos desde los primeros años del Cristianismo. El primero en utilizar la expresión fue Orígenes (aprox. 185-254), teólogo, quien afirmaba que para leer la Biblia con provecho es necesario hacerlo con atención, constancia y oración. En el centro de la práctica de la lectio divina se encuentra una actitud receptiva y reflexiva de lo que Dios dice por medio de la palabra.

En la tradición de la lectio divina aparece 4 pasos: lectio, meditatio, oratio y contemplatio (lectura, meditación, oración y contemplación). Éstas deben realizarse en silencio y contemplativamente. Durante el medioevo, esta metodología era utilizada principalmente entre el clero monástico. Con el tiempo se extendió a los fieles Actualmente es una práctica común entre los católicos practicantes.

Los pasos de la Lectio Divina, es un camino para aprender a orar, es una ayuda; no podemos decir que ya sabemos orar, en esto nunca nos graduamos. Es verdad que a Dios no le vemos y aveces nos es dificil orar por eso, a manera de ayuda, se nos da la Lectio Divina como ayuda. 

Para Orar, normalmente hay que prepararse, buscarse un lugar adecuado donde mejor me puedo centrar.  La posición del cuerpo es importante, si nos tumbamos, así nos dormimos pronto. La postura exterior es tambien una expresión de la postura interior.

Saber delante de quien estoy.  Eso significa que estoy delante de Dios que es espíritu y verdad, pero  yo también estoy aquí en la oración.  En lo personal, a mi me ayuda orar la primera hora de la manana; por la noche, es más dificil…el cansancio me puede y ya no hago nada.

Ahora, leyendo la lectura de los Discípulos de Emaus, ellos estaban en camino, también había una búsqueda interior. No pidieron tanto que Jesús esté entre ellos, pero Él se hizo presente. La Lectio, es ir a la lectura misma. Nos cogemos un pasaje de la Biblia y nos centramos en ella, leyéndola varias veces.  En los monasterios, se leía en voz alta varias veces con el fin de que entre la palabra…como la lluvia suave que cae y moja…Así Dios me habla a travéz de su palabra y cae y nos va mojando.

Los Discípulos de E. conversaban entre sí de estas cosas que habían pasado como la muerte de Jesus. Estaban releyendo lo que pasó con Él; pero Jesús también les empieza ha hablar lo que estaba escrito de él, en las Sagradas Escrituras.

Otro paso es la meditación. Hoy en día, no es tan fácil hacer silencio para meditar, reflexionar, vivimos muy a prisa, llevamos mucho ruido y ocupaciones por dentro; sin embargo, es necesario es saludable, es vital. Qué es la meditación? Es aplicación razonada de la mente a las verdades reveladas o a la Palabra escrita, Palabra de Dios. Es la acción interior de estar delante de Dios, con toda mi mente corazón y fuerzas. ( Deuteronomio 6,4).

Luego, preguntarme qué me quiere decir con esto.  Ahora, la oración no es una cosa estática: un paso a otro paso; es dinámica, es un diálogo vivo con el Senor desde el corazón. Por eso, es importante hacerme conciente de cómo estoy por dentro, qué me pasa: quizás estoy con rabia, llevo muchas situaciones por dentro…etc.

Jesús también les pregunta a los Discípulos de qué están hablando. Ellos responden: Nosotros esperábamos otra cosa…Saca de ellos, la imagen de Dios, sus deseos. Con nosotros, también hace lo mismo cuando oramos y también nos pregunta y llega hasta el fondo de nuestros deseos.

Ellos estaban con semblante triste…Jesus les ayuda a que entren en diálogo porque les pregunta: De qué cosas hablais? Pero al mismo tiempo, Él nos da respuestas a sus preguntas. 

Muchas veces decimos que es dificil este diálogo con Dios y no es dificil. La lectura de los discipulos de Emaús me lo dice también a mi. Por ello, es importante dejarme interpelar por la Palabra, qué quiere decirme a mi vida.  Nos da luz, entendimos algo. 

La oración también significa que tengo que escucharle a él.  Experiencia de Iria: Mi madre me dice,-Tu padre no habla…-Mama, quizás ya no habla mucho por estar enfermo…pero hace gestos.  Quizás mi madre habla mucho y ella es sencible a eso, pero es necesario ser sencible a los gestos otro lenguaje… A veces yo hablo mucho y no le dejo hablar al Senor.

Cada uno, según como somos, también nos vamos a relacionar con Dios.  En la oración, a veces el Senor no nos dice nada…esto también es parte de la oración ya que no depende tanto si hemos orado bien o mal.

La parte de la Contemplación, es un momento donde el corazón se experimenta tocado por Dios. „Hola Jesús estoy aquí…” Experimento la actuacion de Dios en mi. Esto, es un regalo; como les pasó a los Discípulos: „entonces les fueron abierto los ojos y le reconocieron…” Ellos no lo provocaron fue el Senor. Se decían: „ No ardía nuestro corazón cuando nos expliacaba de las Sagradas Escrituras?”

En algunas tradiciones dirían que aquí termina la oración. Aún hay otros pasos:

Llevarlo a la vida, pues Dios mismo me transforma para la vida. La lectura de Emaús..no termina cuando regresan a Jerusalén, sino que ahora a nosotros nos invita a regresar…quizás cambiar, tener una actitud diferente para parecerme un poquito más al Senor. Quizás hacer un momento de decisión , de discernimiento…cómo poder vivir la Palabra en mi vida.

„Se dijeron el uno al otro…” pareciera que ya están transformados después del encuentro con Jesús, pero faltaba la acción de regresar a la comunidad, de no huir. La vivencia de la oración es un camino, un proceso. Así, lo poco que hemos entendido del Evangelio, vívamoslo!


En cada encuentro, recibimos una luz que nos llama amar más: Un gesto oportuno para el otro ó un compromiso a asumir., Etc. Esto es fruto que viene desde la oración, expontaneamente. Dios en ese rato de encuentro en la oración, nos da la gracia de amar al otro.

Finalmente, viene el paso de La Eructació…(Anuncio) lo que haz experimentado es para compartirlo, para darlo a los hermanos.  „Los Discípulos de Emaús contaron sus experiencias a los otros Discípulos de lo que habían vivido en el camino y cómo lo habían reconocido…”

Como vemos, estos son los pasos que forman parte de la oración.  Ahora vamos juntos a Orar, dialogando y escuchando al Senor.
Predicación de Iria Staat.
Misionera de la FMVD
(Fraternidad Misionera Verbum Dei)
2014.02.10


****************************
  
 PREDICACIONES DE LA ESCUELA 
Posadas Navidenas: Diciembre 2013

                                                          Haz Clik a la imagen:
https://plus.google.com/photos/100692451442010309249/albums/5978752935332552177

„Vimos la estrella…”

„Vimos la estrella” Los Sabios o Reyes vieron la estrella y descubrieron que lo llevarían al rey. Se levantaron y se pusieron en camino hasta lograr encontrar a a quel rey.   Es interesante descubrir también que si uno quiere algo está disppuesto a asumir el camino que suponga con tal de alcanzar lo que desee. 

En la vida aparecen estrellas, senales, que nos ayudan al encuentro  con Dios.  Por ejem. San Agustín que buscaba a Dios a través búsqueda de la Verdad .   Al  escuchar a San Ambrosio y las oraciones y lágrimas de su madre, le llevaron  a encontrarse y  dialogar con Dios. El decía:


“Tarde te amé, Oh Belleza siempre antigua, siempre nueva. Tarde te amé. Tú me has llamado, y me has llamado insistentemente, y has suprimido mi sordera. Tu has brillado con luz y has puesto mi ceguera a volar! Tu has emanado fragancia, y me he quedado sin aliento, y he suspirado por ti. Te he conocido, y he tenido hambre y sed de Ti. Tú me has tocado, y he sido encendido por tu paz.” -Confesiones, Capítulo 1.


San Agustín, tuvo su propia epifanía ("manifestación”) pues el Senor le salió a su paso.   Nosotros en nuestra vida, también hemos tenido varias estrellas que nos han llevado a Dios y hemos experimentado que Dios nos ha salido al paso; serenamente o ligeramente o para otros decisivamente.

Los Sabios se pusieron en camino, lo importante también para nosotros es en la vida ponernos en camino par air hacia el encuentro con nuestro Dios. Dejemos que  la presencia serena del Espíritu Santo, nos inquiete a buscarle y no parar hasta encontrarle. 

Quizás nuestra búsqueda y nuestro encuentro con Él, no siempre es como yo lo esperaría.  Los Reyes Magos ( Sabios), no encontraron al pequeno rey, al recién nacido en el Palacio de Herodes.  Sin embargo, esto no les desconcertó sino que continuaron su camino hasta lograr encontrarlo.  Simplemente siguieron las indicaciones y se dejaron cambiar sus conceptos , sus esquemas de dónde encontrar a un típico rey, se dejaron sorprender; ya que lo encontraron en un pesebre, en condiciones muy pobres.   

A veces en nuestras vidas, tenemos nuestras ideas fijas, quizás necesitamos esa pisca de dejarse sorprender, de contemplar la vida y descubrir qué es lo que me quiere decir Dios a través de los acontecimientos, qué otro camino me está invitando a emprender?.

Los Reyes Magos, abriendo sus cofres adoraron al nino Jesús, al Rey que buscaban. Oro, Incienso y Mirra…Nosotros, qué podemos ofrecerle?  Nuestra vida, lo mejor que somos…pero también lo que no tenemos, lo que no es amable de nosotros. Con todo o que somos y no somos el Senor nos acepta.  Decía la canción del Tamborilero: „ Con mi viejo tambor tocaré para ti… y cuando Dios me vió tocando ante Él, me sonrió…”

Los Reyes después de lo acontecido, se fueron por otro camino.  Quizás nos ayudaría a todos preguntarnos, qué otro camino me invita a andar para cuidar la vida de Dios en nosotros?  para compartir esa luz o sonrisa de Dios  que a cada uno nos a tocado el corazón?.                                                                                                                                                      Iria Staat

Misionera de la FMVD

(Fraternidad MIsionera Verbum Dei)

Budapest-Hungría 2014.01.08


EL CAMINO DE ADVIENTO:  LA FE, LA ESPERANZA, LA ALEGRÍA Y EL AMOR.
  
                                                                       Hacer Clik a la Imagen:


TERCERA Y CUARTA SEMANA DE ADVIENTO

ESCUELA DE LA PALABRA 2013.12.20


LA ALEGRÍA Y EL AMOR, VAN DE LA MANO.

Cuando vemos tantas realidades en nuestro mundo, sufrimientos, violencias, maltratos en los hogares, violencias contra los cristianos, pobreza y degradación humana, etc, nos causan mucha tristeza  y decimos en el a solas: es que se nos está acabando el amor hacia nuestra humanidad o entre nosotros mismos?. 

Si contemplamos un poquito, tristeza y desamor van de la mano, lo contrario sería  alegría-amor.

En estas dos semanas últimas de adviento entramos por el camino de la alegría y del amor.  Las lecturas que la Liturgia de la Iglesia nos ofrece, nos van orientando hacia dos sendas: ALEGRÍA Y AMOR. 

Pero me preguntaba cómo lo vivían en esa época? De seguro que no era menos difícil que en nuestros tiempos, también habían pobres, también violencia, opresores etc.  Qué noticia recibieron  que les cambió la tristeza en alegría, los sentimientos de resentimiento y odio en amor, en perdón ? Noticia que marcó la historia para la humanidad en un antes y después.

„…El ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» ( Lucas 2, 6-12)

Un ángel les anuncia la noticia de que nacerá un Salvador  pero de qué forma? Nace pobre,  nino, muy humano, débil, necesitado y dependiente de sus padres.  Cómo puede una realidad débil, salvar? y además, salvarnos de qué? Todos en algún momento de nuestra vida, acaso no hemos sentido la necesidad de salir de tantas situaciones que nos causan tristeza y ruptura. Alguna vez hemos sentido la ausencia de un gesto de amor para salir al paso del otro o para perdonar o para mirar con más esperanza las cosas a nuestro alrededor o a nosotros mismos…

Todos de alguna manera u otra hemos buscado una tabla de salvación o una salida, algo ó alguien que nos ayude a levantar la mirada. Si bien, hoy en día hay muchas puertas de salvación, que nos tienden la mano, unas muy buenas otras más ó menos, etc. ; hoy el Senor a través de sus palabras, se nos ofrece como la gran alegría, como la gran noticia, como nuestro Salvador  y no, como un salvador, una alegría, una noticia entre tantas. 



Noticia, Alegría y Salvación que actúan al interior de nuestros  corazones, en nuestras conciencias, en nuestras vidas; cuando nos ponemos en camino como los pastores para acoger este Gran Amor que viene para nosotros. Es el Senor, hecho nino y viene sin honores, sin poderes, sencillo, humano, amigo, hablando en nuestro mismo lenguaje…nos entiende:

«Vayamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y el Señor nos ha manifestado.» Y fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. (lucas 2, 15-16)



Todos nos maravillamos la cercanía y familiaridad que está provocando los gestos del Papa Francisco, como un padre que se acerca a sus hijos para hablar de amigo a amigo.  Así percibimos al Papa,  acercando el Evangelio, a Cristo;  no desde la cátedra, desde arriba sino desde lo sencillo. Gestos que nos anuncian  de LA ALEGRÍA y del AMOR. Pero no mucho menos, también aquellos sacerdotes, misioneros , gente de a pie, de la calle; que en el anonimato, nos acercan con su vida, su palabra,  con su alegría y su amor,  al Evangelio, a Cristo. Ese lenguaje de lo sencillo, de la cercanía, del sentir con el otro, de compadecerme con el otro, del compromiso con el otro; es lo que nos hace andar por esos caminos de alegría, de amor y de esperanza. 



Simplemente los pastores se pusieron en camino para acoger y descubrir esta gran alegría que se les había anunciado…Esta manana también yo lo hice, me puse en camino y me dejé sorpender.   Es verdad que he orado esta lectura desde hace 30 anos, pero siempre es nueva; no es es una noticia vieja, ni mala,ni pequena sino que actuó y actúa en mi corazón.

Es el Senor, quien me leía en mi interior y me hablaba al corazón: „ No pretendas ofrecerme grandes cosas, ni grandes logros, sino que acojo tu vida como eres: con pobrezas y debilidades,con logros y fracasos; en salud y enfermedad…Tú eres mi casa, mi amiga, mi hogar, mi madre…”

Y recordaba(volvía a pasar por el corazón) aquellas palabras suyas en el profeta Sofonías 3, 14-18a :



Regocíjate, hija de Sión; grita de júbilo, Israel; alégrate y gózate de todo corazón, Jerusalén.  El Señor ha cancelado tu condena, ha expulsado a tus enemigos. El Señor será el rey de Israel, en medio de ti, y ya no temerás.
Aquel día dirán a Jerusalén: «No temas, Sión, no desfallezcan tus manos.
El Señor, tu Dios, en medio de ti, es un guerrero que salva. Él se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo como en día de fiesta.»


Como los pastores me lo creí, pues he visto tantos hechos, tantos gestos de parte de Jesús, nuestro Dios amigo, que no puedo dejar de sorprenderme por esta noticia que causa en mi, una verdadera alegría, una verdadera libertad, un verdadero amor y agradecimiento y unos deseos profundos de compartir y continuar esta Buena Noticia, por el camino de la alegría y el amor.

Eso no siginifica que la vida sea de color de rosa o que todo vaya sobre ruedas.  Para todos, la vida está llena de retos, de dificultades pero también está llena de fe y esperanza que nos capacita y nos fortalece para vivir la vida con otro dinamismo y mirarla como Él nos mira. No estamos solos, de nuestra parte está el Senor, el ENMANUEL:

Pues el Señor, por su cuenta, os dará una señal:
Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel que significa: “Dios-con-nosotros”.» (Isaías 7,14)



Aquél, que tiene fuerza de transformar nuestro vida en un antes y un después, el Dios de los imposibles. Aquél que con su sencilléz y su pobreza, nos enriquece y nos libera… da respuesta a todo aquello que anhela nuestro corazón:

Y oí una fuerte voz que decía desde el trono: «Esta es la morada de Dios con los hombres. Pondrá su morada entre ellos y ellos serán su pueblo y él Dios - con - ellos, será su Dios. Y enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá ya muerte ni habrá llanto, ni gritos ni fatigas, porque el mundo viejo ha pasado.»

Entonces dijo el que está sentado en el trono:

 «Mira que hago un mundo nuevo.» Y añadió: «Escribe: Estas son palabras ciertas y verdaderas.»

(Apocalipsis 21, 3-5)



Ojalá en esta navidad, el nino Dios, el Enmmanuel, pueda contar con nosotros para multiplicar esta gran  noticia, ser complices con el Senor de enjugar a través de nuestras vidas, las lágrimas de otros.

„Y fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre…”



Tú también te unes?... 

Hna. Barbara Vera

Misionera de la FMVD

(Fraternidad MIsionera Verbum Dei)

Budapest-HUngría




 
 SEGUNDA SEMANA: CAMINO DESDE LA ESPERANZA
Lecturas Bíblicas:
Lucas 1, 26-40  
Ex.3, 7-10
Lc. 2, 19. 50 
Reflexión:
El lunes pasado entramos juntos al ADVIENTO por el camino de la FE, y nos comprometimos a vivir con fe, el día a día y compartir esta fe a los demás.  Ahora, continuamos nuestro camino por el camino de la ESPERANZA, justo hoy en la celebración Fiesta de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María. Por ser la madre de Jesús,  quizo Dios preservarla de toda mancha de culpa original en el primer instante de su concepción.  Esto es grarcia y privilegio de Dios para nuestra Madre María.
Aveces, nos da más confianza andar un camino cuando hay alguien que tiene experiencia de haberlo recorrido.  Nosotros tenemos ahora la confianza de que contamos con María, nuestra Madre, para andar este camino de la ESPERANZA.  Ella, es la primero testigo de lo que significó vivir la vida con esperanza. María,  una mujer sencilla de pueblo, humana como nosotros pero con un corazón lleno de Dios y sencible a los sufrimientos de su pueblo.
Este día, en esta Escuela de la Palabra, nos sentaremos a conversar con Ella para preguntarle cómo vivió la vida con ESPERANZA.  Quizás nos ayude la composición de lugar, para centrar nuestra imaginación. Santa Teresa decía que la imaginación es la loca de la casa, pues hoy vamos ha hacer que esta loca que tiene tantas cosas que hacer, se serene  para orar. 
Composición de lugar: Recuerdo cuando fui al Perú a visitar a mis hermanos por Navidad, pasaba por una calle de Lima y había un casona antigua pero bonita y bien cuidada, dentro, había gente sentadas en bancas y otros en el suelo y una fogata que calentaba el ambiente. Pasé para ver que era, mi sorpresa fue ver una senora joven que contaba las historias de Lima, nuestra cultura y también cuentos. Lo hacía de tal forma que estuvimos hasta tarde, nadie se quería ir a casa, estábamos muy a gusto.   
Algo así, seguro que haría nuestra Madre María esta noche. Nosotros, por nuestra parte, nos sentaremos a su lado para preguntarle las cosas que vivió y cómo las vivió? Nos puede ayudar Evangelio de Lucas 1, 26-40 para contemplar sus gestos.
La palabra esperanza, viene de esperar del latín sperare( tener esperanza).  Nuestra Madre María, guardaba en su corazón la esperanza de que  su pueblo se viese liberado de tanto sufrimiento. Y Dios, que siempre ha  escuchado el sufrimiento de su pueblo ( Ex.3, 7-10)y de mil formas ha buscado liberarle, decidió responder a la esperanza- espera de María.
„Muchas veces y de muchos modos habló Dios en el pasado a nuestros Padres por medio de los Profetas; en estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo a quien instituyó heredero de todo, por quien también hizo los mundos… „(Heb 1,1-2)
Decidió hacerla partícipe a María de su plan de salvación para el hombre.  Y lo hace DIALOGANDO CON ELLA.  Qué significaría para ella ese diálogo tan profundo y de mucha trascendencia y con unas consecuencias?  Dialogar con Dios no nos deja igual, nos compromete,  pero sobre todo Dios se compromete con nosotros como lo hizo con nuestra Madre María.  Qué sentiría nuestra Mamá que esa espera no es como ella lo esperaba sino que es a la manera de Dios. 
En este tiempo de Adviento, nosotros también esperamos? Qué esperamos? El camino de la ESPERANZA está marcado por EL DIALOGO con DIOS.  Le hemos expresado a Dios lo que espera nuestra corazón? Dios conoce nuestras necesidades, pero estamos abiertos a que Dios responda a nuestra espera quizás no como yo lo espero? 
Dios también espera de nosotros, espera nuestra escucha y nuestra confianza.  Nadie quien ha puesto su confianza en Dios quedará defraudado, si conocemos de verdad quién es nuestro Dios.  María le dió un voto de confianza a nuestro Padre Dios quizás porque cuántas veces guardaba en su corazón las palabras que oía de Dios en el Templo?
María, por su parte, guardaba todos estos acontecimientos y los volvía a meditar en su interior. …Su madre, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón. ( Lc. 2, 19. 50)
Que esta semana María nos ayude a vivir la ESPERANZA por el camino del DIALOGO, LA ESCUCHA, LA CONFIANZA y la PRONTITUD para el SERVICIO A LOS DEMÁS.
Acompanantes de la E.P.: Hna. Barbara Vera y Hna. Iria Staat.
Budapest-Hungría
2013.12.09

*****************
PRIMERA SEMANA: CAMINO DESDE LA FE
Lecturas Bíblicas:
Isaías 40,1-11
Isaías 2, 1-5 
Mateo 15, 29-31
REFLEXIÓN:
1.     NUESTROS AMBIENTES VIVEN ESTE TIEMPO CON SUS PROPIOS PREPARATIVOS.
Ahora que me iba a Misa por el camino me daba cuenta que ya desde mediados de noviembre las tiendas han puesto sus lucecitas de colores, bolas, árboles de plásticos munecos alucivos a la navidad.  Las tienditas de cosas típicas para navidad en las plazas principales ya están disponibles para que compremos todo cuanto necesitemos para navidad.  Veo a la gente más de prisa, los estrés en el trabajo. “Se acerca la navidad y aún no hemos comprado los regalos o las cosas para hacer la comida para el día de la Noche Buena!”...  Sólo me pregunto si éste, es el acento primero de la Navidad?  o Qué es la Navidad? A quién esperamos en la Navidad? Sólo esperamos cosas, ALGO ? ó a ALGUIEN? Y quién es ese ALGUIEN?.
2. Y NOSOTROS LOS CRISTIANOS, TAMBIÉN NOS PREPARAMOS.
Los cristianos, también nos prepamos para la Navidad pero esperamos a ALGUIEN. Esperamos que el Senor, vuelva a estar entre nosotros a través de la celebración de su nacimiento. Desde esa dimensión espiritual  que tiene su centro en el corazón.  Aquí ponemos el acento, entonces todo es diferente porque todo está orientado para ese encuentro.  Ej. Recuerdo cuando mi hermana estaba embarazada, ella esperaba con ilusión el encuentro con su nina ya no sentir sus movimientos solamente en su vientre sino también verla cara a cara. Por eso, preparaba las cosas para sus nina, la cuna y todo cuanto necesitase su nina.  Toda la familia también estaba disponible y a la espera de que alguien iba a nacer, nuestra sobrina. 
3. QUÉ LO HACE DIFERENTE? LA FE, VIVIR LAS COSAS CON LOS LENTES DE LA FE.
Vivir el Adviento así, con una actitud de espera, hace que empecemos a preparar el camino para recorrer: de lo que sabemos hacia el corazón.  Qué nos puede ayudar a recorrer ese camino? la FE. La fe como una lámpara que nos guía en el caminar de la vida.  La fe en una PERSONA VIVA, en el SENOR que nos habla a través de sus palabras. SUS PALABRAS en el corazón y en nuestras conciencias, son nuestra lámpara y motor que nos guía para vivir esta semana de adviento. Cf. “Lámpara para mis pasos y luz en mis senderos, Senor son tus palabras” (Salmo 119, 105) En las cosas que hago, trabajando, cocinando, en el bus, podemos hacer un pequeno acto de fe. Pequenos gestos internos donde cruzamos algunas palabras con el Senor, donde recordamos aquella palabra suya que más nos ayudó y la volvemos a pasar por el corazón.  Son esos pequenos silencios  acompanados de fe y de diálogo donde nos fortalecen, nos alumbra y nos hacen avanzar en el amor a Él y hacia las personas, hacia nuestros familiares.  
Esta espera y este camino vivido en la fe, no me defrauda porque su presencia en mi vida hace milagros: “Un gentío muy numeroso se acercó a él trayendo mudos, ciegos, cojos, mancos y personas con muchas otras enfermedades. Los colocaron a los pies de Jesús y él los sanó.”
LA PREGUNTA QUE NOS PODEMOS HACER ES SI AÚN NOSOTROS ESPERAMOS? CÓMO QUIERO ESPERAR? QUÉ CAMINO QUIERO RECORRER ESTA SEMANA?
Escuchemos la invitación que nos hace Isaías para esta semana:  Pueblo de Jacob, ven: ¡caminemos a la luz de Yavé!.
Acompanantes de la E.P.: Hna. Barbara Vera y Hna. Iria Staat.

Budapest-Hungría

2013.12.02
 

****************
07 de octubre 2013
Lecturas:
Isaías 50, 4-5
Marcos 7, 31-35
Lejos de la multitud, en silencio y en oración, Dios abre nuestros oídos, y con ellos nuestro entendimiento. El viene continuamente a nuestro encuentro, para librarnos de los obstáculos que se oponen a nuestra relación diaria y constante con Él, para que escuchando y comprendiendo Su Palabra, seamos obedientes y sigamos Su camino sin volver atrás.
“Effatá” dice el Señor. Que se abran nuestros corazones y nuestra vida a Su voluntad, para que entendamos que solo Él nos puede elegir para que seamos suyos, y El nos elige con todo Su corazón, todo Su amor misericordioso, a pesar de nuestras deficiencias, de nuestra poca fe, de nuestra naturaleza. Así por El libertados, hablamos con una elocuencia que no nos pertenece, oímos con un entendimiento que nos transciende, pero que es nuestro porque somos de Él.  

 * * * * * * 
30 de septiembre 2013 
Lecturas:
Marcos 3, 13-19
Mateo 7, 21-27 El Maestro elige a Sus discípulos y los llama por su nombre. El nos conoce a cada uno íntimamente y nos llama a ser Sus amigos, Sus discípulos. Los verdaderos discípulos son los que ponen en práctica la Palabra del Señor. No llega que nos llamemos “discípulos”, debemos actuar diariamente de acuerdo con la enseñanza de Jesucristo, nuestro amigo humano y divino. Es a través de nuestras acciones y obras que Dios nos reconocerá, no a través de palabras vacías. Para que conozcamos esta voluntad Divina es necesario conversar con El Señor, como amigo nuestro que es. En los momentos de silencio que pasamos junto a Él, en que abrimos nuestro corazón existencialmente para Él, Dios fortalece nuestra vida y nuestra esperanza. En estos momentos escuchamos Su Palabra, que vamos entendiendo poco a poco. Conocer Su Palabra, y poner en práctica Su divina Voluntad nos permite construir nuestra vida sobre la roca firme que no se desmorona con la tempestad, pero persevera en el Padre. 

  * * * * * * 
23 de septiembre 2013
Lecturas:
1 Reyes 19, 19-21
San Mateo 11, 28-30
Isaías 61, 10 Como Eliseo, estamos invitados a seguir a Dios en nuestras vidas. Dios coloca en nuestro corazón el ansia por Su presencia y por todas las dadivas que tiene para ofrecernos: Su manto de paz, adorno Santo y fuente de Salvación. Su yugo suave, que El mismo carga con nosotros, nos alivia de la sobrecarga de la vida terrena y de los pesos del mundo. Su corazón, paciente y humilde, nos enseña la Bondad, la Paz y la Santidad. Al aceptarmos llevar Su yugo, Dios nos liberta de nuestras preocupaciones y de nuestros trabajos. Así, podemos sentir que estamos en el buen camino, que vamos en Su compañía y que llegaremos a la felicidad eterna de encontrarnos con Dios. Si no tenemos Paz, sabemos que es hora de cambiar de algo o mismo cambiar de camino, es hora de procurar a Dios y de aceptar seguirle.g%3Bhttp%253A%252F%252Fportimadrugo.blogspot.com%252F2013%252F10%252Fel-del-pilar-un-dia-precioso-para-unos.html%3B1600%3B1248